La procuradora General de Justicia de la Ciudad de México, Ernestina Godoy, informó que la investigación sobre la supuesta desaparición de la joven Laura Karen Espíndola Fabián ha sido cerrada y que sus actos no generarán alguna sanción por parte de la autoridad capitalina.

Esto, luego que desde la madrugada del miércoles un llamado urgente de su hermano movilizó a la policía capitalina porque no sabían su paradero y el último mensaje que envió señalaba su miedo por el conductor de un taxi en el que debía llegar a casa. Tras ello, se le perdió el rastro y su familia  presentó una denuncia.

Laura Karen llegó a su casa por la mañana del miércoles y en el transcurso del día, circuló un video suyo donde se ve que en realidad había acudido a un bar de Villa Coapa, por lo que empezó una serie de críticas en redes sociales, debido a la delicada situación de violencia e inseguridad que viven las mujeres en México.

Por ello, la procuradora capitalina pidió detener la “campaña en contra de una mujer por esta situación”, mientras que defendió el operativo policíaco que se implementó para localizarla: “como gobierno, como sociedad debemos estar tranquilos, esto no fue un tema donde hubo una acción delictiva ya ella está en su casa y retomará su vida”.

Y agregó: “Tratemos este caso como los otros. ¿Qué es lo que se busca? que haya justicia; en el caso de una desaparición, que aparezca, que aparezca con vida, eso se logró, ya está, insisto, cerremos la carpeta”, expresó.

Godoy dijo que por este caso la Procuraduría no va a dejar de investigar y señaló que se realizaron diligencias, entre ellas entrevistar al conductor del taxi en el que Laura Karen regresó a casa de sus padres en a de Villa Coapa.

La explicación de Laura Karen

La tarde de este jueves, la joven dio una entrevista televisiva donde reconoció que se equivocó con su actitud y no pensó “en las consecuencias que iban a venir”, por lo que pidió perdón a los que la ayudaron y se preocuparon.

Karen relató que salió de casa al mediodía del martes rumbo a Reforma y aproximadamente a las 15:00 horas tomó un taxi en el Metro General Anaya para ir al bar Kalimocho. Pero el mensaje a su mamá fue enviado hasta las 20:00 horas. Sobre ello, dijo que escribió el mismo desde el bar, donde se reunió con un grupo de amigos.

“Empezamos a tomar y decido mandarle el mensaje a mi mamá para quedarme más tiempo (…) No debí mandar ese mensaje (…) No pensé que esto se saldría de control”, declaró.

También reprochó que los videos mostrados en los medios de comunicación, solo hay imágenes en los que aparece con hombres y agregó que al salir del bar, acudieron a una tienda para comprar una botella y “seguirnos la fiesta” en casa de un amigo.

Por la mañana del jueves escribió en Twitter otro mensaje explicando la situación:

“Qué fácil es para ustedes burlarse de mí. Sin embargo yo hui del taxista, a jalones me logré escapar. Y luego, lo acepto, fui a un bar a tomarme una cerveza para el susto y en compañía de mi novio el tiempo se fue volando. Lo triste es que ustedes no ven eso y me lastiman”.

Detener el linchamiento

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum pidió a la población a hacer uso responsable de las redes sociales para que no ocurran casos similares y a que no haya escarnio público contra la joven.

“Es muy importante que las redes se sigan utilizando y que el gobierno tenga esta revisión de las redes pero al mismo tiempo me parece que hay que utilizarlas de manera responsable, entonces no me parece correcto que haya este castigo público que se está haciendo, yo creo que todos debemos ser respetuosos, hay razones en cada” comentó.

Aseguró que su gobierno utiliza las denuncias utilizadas en estos medios de comunicación para agilizar las investigaciones incluso antes de que haya denuncias formales y señaló que los  protocolos se seguirán aplicando de la misma manera, sin embargo, pidió a la ciudadanía no hacer movilizaciones innecesarias.

“A mí me parece que las redes sociales son muy útiles que nosotros hemos desplegado un grupo muy importante dentro de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), de la propia área de comunicación social de la Procuraduría que está revisando las redes sociales para detectar algunas denuncias que se hacen en redes y que no necesariamente se hacen en la Procuraduría”, dijo.

Reiteró que el tema de la violencia hacia las mujeres no es un chiste, ni una broma, luego de varios casos en los que estas presuntas agresiones a mujeres no ocurrieron, por lo que pidió ser responsables con las denuncias.

“No critico a estas mujeres sino sencillamente me parece que si queremos entre todos erradicar la violencia de género y en particular desde el gobierno de la Ciudad debemos ser muy responsables con las denuncias que hacemos, que no haya falsedad y que hagamos un uso responsable de las redes”, comentó.

Por su parte, la titular del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Nadine Gasman, dijo que “deberíamos hablar de lo importante que fue la movilización de la sociedad para localizar a una mujer que presuntamente estaba desaparecida” y dijo que es necesario conocer las condiciones por las que la joven cortó la comunicación con su familia antes de atacarla a través de las redes sociales.

Dijo que el esclarecimiento del caso podría provocar la pérdida de credibilidad en las denuncias de violencia de género y, por lo tanto, no reciban la atención adecuada. “Seamos un poco más generosas, esperemos a saber qué fue lo que pasó antes de tirarnos a lincharla.”