La tarde de este jueves un pescador resultó lesionado con arma de fuego, luego de un enfrentamiento entre habitantes de la comunidad de San Felipe, Baja California, con integrantes de la Secretaría de Marina-Armada de México (Semar), como consecuencia de un operativo contra pescadores furtivos en la zona restringida para proteger a la vaquita marina.

En el choque entre marinos e inconformes, un uniformado disparó de manera accidental contra un  pescador, cuando los protestantes intentaban recuperar sus artes de pesca, prohibidas en este polígono. Los habitantes del puerto arrojaron bombas molotov a instalaciones navales, quemaron un vehículo y de dos embarcaciones menores

“Durante dicho encuentro, los presuntos infractores de la ley opusieron resistencia y forcejearon con el personal naval, con el infortunado resultado de un disparo accidental de arma de fuego que provocó heridas a una persona”, explicó la Semar en un comunicado.

Los tripulantes de la embarcación Sharpie, de la organización civil Sea Shepherd, ratificaron las versiones:

Cuando los pescadores recuperaron sus redes, la embarcación se dio a la fuga, hacia la comunidad de San Felipe, donde fueron seguidos por personal de Infantería de Marina. La embarcación agresora fue remolcada para seguir la huida, pero fue detenida definitivamente por personal naval que tuvo que impactar al vehículo.

En este choque, la oposición de los infractores provocó la resistencia de los pescadores y desató forcejeos con los marinos, tras lo cual ocurrió el disparo accidental.

Según Ramón Franco Díaz, presidente de Administración de la Federación de Cooperativas Ribereñas, el herido responde al nombre de Enrique García Sandez “El Kiki”, un presunto pescador furtivo de totoaba.