No se trató de un operativo, ni mucho menos de trabajo exhaustivo de inteligencia, este hallazgo se realizó con el apoyo de una empresa especializada en el desazolve de drenaje, al hacer una inspección en la terminal aérea y encontrar 67 envoltorios con aparente cocaína.

De acuerdo a Policía Federal, estos paquetes  fueron encontrados en el sistema de drenaje del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM). La mayoría de los paquetes estaban envueltos en condones de látex, que es la manera usual cómo se preservan los empaques de cocaína que son tragados por las personas, conocidas como camellos o mulas, contratadas para transportar la droga en vuelos comerciales.

Se presume los paquetes hallados fueron desechados por los delincuentes en los baños del AICM, ante el miedo a ser detectados y detenidos.