En 3 meses de contingencia, mueren 10 mujeres al día en promedio: SESNSP

202

Del 23 de marzo al 30 de mayo, durante la contingencia sanitaria por Covid-19 en México, en promedio mueren asesinadas 10 mujeres al día y las llamadas de emergencia por violencia familiar mostraron un aumento respecto al año pasado, de acuerdo con el reporte “Información sobre violencia contra las mujeres”, elaborado por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

De acuerdo con la investigación,  entre marzo y mayo hubo 973 asesinatos de mujeres, tipificados como feminicidios y homicidios dolosos, además de registrarse 185 mil 225 llamadas de emergencia.

Estas cifras por homicidio superaron los registrados en el mismo periodo del pasado 2019, cuando hubo 955. Sin embargo, lo que se califica como feminicidio mostró una tendencia a la baja, mientras que el homicidio doloso alcanzó un máximo histórico en abril, con 263 casos.

Respecto a las llamadas de emergencia por violencia familiar, en los 3 meses  que duró la Jornada Nacional de Sana Distancia hubo 185 mil 225, y entre marzo y mayo de 2019, 185 mil 99.

Debido al aumento de casos de violencia intrafamiliar, el gobierno Federal invitó a las mujeres que sufrieran agresiones a pedir ayuda si se encontraban en una situación de riesgo en la cuarentena, aunque el presidente Andrés Manuel López aseveró que la violencia de género no estaba aumentando.

Ante las cifras, funcionarias de su gabinete, como la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, reconocieron un alza en las llamadas de emergencia, un indicio de que las agresiones contra las mujeres estaban recrudeciéndose.

“Identificamos un incremento de agresiones contra las mujeres, y diferimos mucho de la postura del Gobierno, que trata de minimizar el tema de la violencia y su aumento en el contexto del confinamiento”, explicó sobre el tema Julia Escalante, coordinadora regional del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (Cladem).

La experta señaló que la contingencia sanitaria provocará severos problemas económicos, las autoridades deben adecuar el presupuesto para atender la emergencia sanitaria sin afectar la protección a las mujeres

“Este recorte presupuestal, sumado a la crisis, seguro va a ser muy negativo para la vida de las mujeres. Vamos a tardar en recuperarnos, y siempre, en esta clase de situaciones, pagan los sectores más desprotegidos: ancianos, niños y mujeres”, lamentó.

Por su parte, Indra Rubio, coordinadora del Programa de Género en el Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir, aseguró que los colectivos feministas seguirán adelante para que los tres niveles de gobierno reconozcan el problema de la violencia contra las mujeres.

“Lo que percibo es que ya no habrá un paso atrás en la garantía de los derechos que se han logrado. El movimiento sigue de pie, sigue avivándose, y una muestra de esto es que hay un descontento con las declaraciones de López Obrador respecto a que la violencia de género no aumentó”, indicó.