De acuerdo a trabajos de inteligencia desarrollados por el gobierno federal, José Antonio Yépez, “El Marro”, presunto líder del cártel de Santa Rosa de Lima, fue alertado por las autoridades municipales, por lo que pudo escapar de su centro de operaciones, ubicado en el municipio de Villagrán, Guanajuato. Sin embargo, su paradero y el de sus cómplices ha sido ubicado, señaló el secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana (SSPC).

El operativo para detener a “El Marro” se realizó este lunes, pero ya no se encontraba en su residencia. Sin embargo el funcionario federal aseguró que es cuestión de tiempo para que las actividades policíacas implementadas en la entidad den resultados.

Además, agregó que habrá un despliegue permanente de policías estatales en la zona, hasta que el gobernador de la entidad, Diego Sinuhé Rodriguez Vallejo, lo solicite.

Por su parte el mandatario estatal aseguró que fueron elementos de la policía municipal de Villagrán quienes dieron el “pitazo” sobre el operativo, por lo que la Fiscalía General de la República (FGR) abrió una investigación que podría incluir al alcalde, Juan Lara Mendoza, quien además estaría implicado en la investigación, luego que varios de sus sobrinos tiene dos órdenes de aprehensión en contra como presunto operador del Cártel de Santa Rosa de Lima, cuya actividad principal es el robo de combustible.

Además, informes de inteligencia del gobierno federal señalan que este grupo delictivo estaría conformado por familiares de Lara Mendoza, quienes operan en el primer círculo de “El Marro”.

De hecho, el fiscal general de Guanajuato, Carlos Zamarripa reconoció que existe un vínculo entre la familia de Lara Mendoza con el Cártel.

Las acciones policiacas hasta el momento, implican la detención de seis personas, la liberación de otras seis que fueron secuestradas, la recuperación de 75 vehículos robados; así como el aseguramiento de armas largas, cortas y la desactivación de operadoras financieras, además de la detención de un grupo de sicarios.

El mandatario estatal agregó que la estrategia de combate al robo de combustible emprendida por el Gobierno federal, mermó los ingresos del cártel, por lo que se extendieron a otras actividades delictivas como el robo de vehículos y el secuestro de personas.

Mientras que la fortaleza donde operaba “El Marro” fue asegurada. Se trata de una lujosa residencia con alberca, palapas, palmeras de playa y dos ejemplares de tigres, un cachorro y un adulto. Además se detectaron túneles donde la organización criminal podría operar.

El fiscal de Guanajuato indicó que la casa se encuentra rodeada de tierras agrícolas a 3.5 kilómetros del aeropuerto de Celaya y a 500 metros de la autopista Celaya-Querétaro.

También se tienen túneles que se encontraron y allí permanecían las personas secuestradas por el Cártel y fueron rescatadas el lunes pasado, una de ellas policía municipal.

Cuenta con bardas perimetrales de tres metros de alto que rodean un predio de 85 por 87 metros, cercado con alambre de púas. Tiene tres puertas, la entrada principal, la cochera y un acceso de emergencia camuflado como una barda de ladrillos, que da hacia campos de cultivo. En la parte central hay una casa de dos niveles, con bardas color naranja, terraza con cristales y una puerta independiente a la que se accede por el jardín.

Dentro de la casa de El Marro se encontraron camiones y pipas que, se presume, se utilizaban para el robo de combustible.

Zamarripa Aguirre señaló que a los detenidos se les encontró droga y armas. Se han asegurado más de 31 vehículos, robados con violencia en municipios como Comonfort, Juventino Rosas y Celaya, además de fincas y otros inmuebles.