Debido a los incendios registrados en la última semana en los estados de Baja California Sur, Coahuila y Zacatecas, elementos del Ejército Mexicano aplicaron el Plan DN-III-E en su “Fase de Auxilio”.

Este Instituto Armado desplegó un total de 106 efectivos militares en citados estados, donde realizaron labores de combate a incendios, empleando herramientas de mano para la elaboración de brechas cortafuego, alcanzando el 100 por ciento de sofocación.

Estas deflagraciones consumieron más de 91 hectáreas de vegetación, ocasionando diversos daños en la flora, por lo que el personal militar trabajó de manera coordinada con Protección Civil, la Comisión Nacional Forestal, la Secretaría del Medio ambiente y autoridades Estatales, con el objeto de lograr el restablecimiento de las zonas afectadas.

Con estas acciones, la Secretaría de la Defensa Nacional refrenda su compromiso y responsabilidad al pueblo de México de servir ininterrumpidamente, en toda condición y lugar, para reducir los estragos ocasionados por estas eventualidades, prestando ayuda para el mantenimiento del orden, auxilio de las personas y su patrimonio, extendiendo una invitación a la población para que evite la proliferación de incendios forestales y colabore en el cuidado del medio ambiente.