Ejército mexicano decomisó más de 12 mil litros de combustible robado y capturó a nueve personas en un centro de robo de hidrocarburos en un predio de la población de Huimanguillo, Tabasco.

De acuerdo a la información oficial, al cumplir una orden de cateo, los uniformados decomisaron equipo, vehículos y depósitos con un total de 12,620 litros de hidrocarburo. Además, se detuvo a nueve personas, se decomisó un arma, siete vehículos, tres de los cuales tenían reporte de robo.

Al mismo tiempo, se incautaron un predio, dos tractocamiones, dos motocicletas, una máquina excavadora, 125 contenedores de diferente capacidad, tubería y tanques de gas y de oxígeno, además de los 12,620 litros de hidrocarburo, explicó.

Según datos oficiales, se calcula que en el país había al menos 15.000 tomas clandestinas en los ductos por los que se transporta el combustible, por lo que el gobierno decidió reforzar la seguridad y utilizar vehículos cisterna para mantener el suministro.