Alessandro Ricalde, ex policía municipal de Huixquilucan inculpado en el secuestro del excandidato presidencial del PAN, Diego Fernández de Cevallos, en 2010, murió asesinado en una pelea al interior del penal de Barrientos, en Tlalnepantla, Estado de México, donde estaba preso.

La Secretaría de Seguridad del Estado de México indicó que se suscitó una pelea entre dos personas y derivó en la muerte de una de ellas, tras ser atendida por los servicios médicos penitenciarios y de paramédicos, sin que pudieran hacer algo para salvarla.

El asesino de Ricalde fue identificado inmediatamente y separa de la población penitenciaria para ser puesto inmediatamente a disposición de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México.

Por su parte, la Secretaría de Seguridad del Edomex detalló que la Subsecretaría de Control Penitenciario realiza las averiguaciones pertinentes al interior del penal para informar a la autoridad competente, mientras el resto de las actividades al interior del penal continúan de manera normal, pues no se desestabilizó el orden y la paz social en el inmueble.

Alessandro Ricalde fue policía municipal de Huixquilucan de 2003 a 2007 y se le relacionó, además de La mano con ojos, con el cártel de los hermanos Beltrán Leyva.

Estaba relacionado con el asesinato de un agente policiaco en Huixquilucan y fue detenido en agosto de 2014 en el centro comercial Plazas Outlet, en Lerma.

Ricalde fue vinculado por Óscar Osvaldo García, líder del grupo criminal La mano con ojos, de haber participado en el plagio del panista.