Pese a que ya tienen órdenes de aprehensión en su contra, el gobierno de EEUU estableció como prioridad la captura de 10 líderes del cártel de Sinaloa por haber ingresado ilegalmente en su territorio para secuestrar y matar a ciudadanos, cuyos cuerpos después fueron arrojados en Ciudad Juárez, Chihuahua.

La información ha sido compartida con la Fiscalía General de la República (FGR) para realizar acciones coordinadas para localizarlos en el estado de Chihuahua como integrantes del grupo criminal Gente Nueva, brazo armado del cártel, el cual desde hace 12 años disputa el control criminal de la entidad con el grupo de La Línea, del cártel de Juárez.

De acuerdo con la Corte Federal del Distrito Oeste de Texas, 14 de los 24 personajes señalados por la fiscalía texana han sido detenidos o abatidos, tanto con las policías como por sus rivales.

Para los estadunidenses este grupo criminal está detrás de las muertes sistemáticas de personas en Ciudad Juárez desde hace varios años. Entre ellos destacan Germán Olivares, “El Paisa”, operador del líder del cártel de Sinaloa, Ismael “Mayo” Zambada.

“El Paisa” está vinculado con las matanzas suscitadas en Ciudad Juárez desde 2007, por la disputa del control del territorio. Mientras que las autoridades mexicanas lo señalan como responsable del trasiego de cocaína a EEUU y de abastecer de armas de fuego al cártel de Sinaloa para combatir a “La Línea”.

También se busca a Amado Núñez, “El M-11” o “El Flaco”, quien presuntamente permanece oculto en Juárez y da órdenes a las pandillas de “Los artistas asesinos” y “Mexicles” para atacar a integrantes del cártel de Juárez, así como del trasiego de droga, cobro de piso y extorsión.

Otro de los blancos es Sergio Garduño Escobedo, “El Coma”, quien en 2018 fue señalado por la Fiscalía General de Chihuahua por establecer el grupo de Gente Nueva.

El tercero de la lista es Iván Sánchez Hernández, acusado por la Fiscalía de Texas de formar parte de una célula de traficantes, secuestradores y homicidas.

En cuarto lugar aparece Mario Iglesias Villegas, “El Dos”, implicado en el secuestro de una persona en Horizon City, Texas, bajo las órdenes del “Mayo” Zambada y Joaquín “Chapo” Guzmán, por haber perdido una carga de mariguana incautada por la Patrulla Fronteriza en el puesto de control de Sierra Blanca en agosto de 2009.

Mientras que en otro hecho, secuestraron y asesinaron a un ciudadano estadounidense y dos integrantes de su familia en 2010. Los cuerpos fueron hallados en una camioneta abandonada en Ciudad Juárez.

El quinto integrante de la lista es precisamente, Zambada García, por quien desde hace unos años se ofrece una recompensa de 5 millones de dólares, por ser identificado como el capo más importante de esta organización, incluso por encima de los hijos de “El Chapo” Guzmán. Sin embargo, no ha podido ser detenido porque lleva un perfil bajo para evitar dar pistas sobre su paradero.

Ha dirigido las operaciones del cártel desde hace más de dos décadas y ha abierto vínculos con organizaciones criminales de todo el mundo para comercializar drogas, aunque en los últimos años, su hegemonía es amenazada por el desarrollo del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), considerado actualmente como el grupo más sanguinario.

Sobre “El Mayo” Zambada pesan acusaciones por los delitos de asociación delictuosa, así como por conspiración para poseer narcótico, lavado de dinero, conspiración para poseer armas y asesinato, entre otros ilícitos.