El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, reconoció que los niveles de inseguridad aún no han retrocedido, pero dijo que aún hay que esperar los 180 días para romper con la tendencia.

Después de reunirse en privado con miembros del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), el funcionario comentó que continua el programa de seguridad carretera que fue implementado en las autopistas México-Puebla y México-Veracruz, donde se ha aplicado recurso tecnológicos para acopiar información y bajar el índice de hechos delictivos.

Comentó que 80 por ciento de los robos a vehículos de carga y pasajeros sucede en la carretera México Veracruz, pero extenderán el proyecto Nuevo León.

“Vamos a trabajar conjuntamente para que sean modelos de seguridad con tecnología que les dé cobertura completa y podamos garantizar progresivamente una seguridad plena en la red carretera del país”, dijo.

El 2018 fue un año dramático para el país en inseguridad, problema que reconoció no ha terminado, pero reiteró que aun hay que esperar a los resultados.

“Es todo un reto romper esa tendencia. Puedo ratificar en este momento la meta de que los primeros 180 días daremos buenas cuentas, de lograr un punto de inflexión, consolidar la estrategia basada en la creación de la Guardia Nacional, en el crecimiento del numero de elementos dedicados en el país a garantizar la seguridad de la población”, aseveró.

Confirmó que Patricia Bugarín dejó la subsecretaría de Seguridad de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) por motivos personales.

Francisco Díaz Cervantes, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Cocamin) comentó que el robo en autotransporte de marzo a marzo se incrementó 11 por ciento.

“Es muy preocupante el tema de inseguridad, ya son muchos años, hay buena voluntad del secretario de Seguridad”, dijo.