Este jueves surgió un audio con una conversación telefónica, intervenida por la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), donde se escucha a Francelia Salgado Patiño, madre de José Ángel Casarrubias Salgado, «El Mochomo», y su abogado quienes hablan con el secretario de Acuerdos del Juzgado Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales negociando un pago, a cambio de la libertad del líder de Guerreros Unidos, quien presuntamente organizó el asesinato de los 43 Normalistas de Ayotzinapa.

La Fiscalía General de la República (FGR) reveló también que personas cercanas a “El Mochomo”, ofrecieron millones de pesos a personal del Juzgado, encabezado por María del Socorro Sánchez, para dejarlo en libertad, tal como ocurrió el pasado miércoles, solo 24 horas después de haber sido presentado ante la autoridad.

En el audio aparece la voz del abogado del presunto delincuente  quien explica a Francelia Salgado los avances del «trabajo» para obtener la libertad a su hijo.

«Ya se entregaron las pruebas y los alegatos en la mañana mi compañero el licenciado Arturo  pasamos con el amigo que nos está ayudando, y nos comentó que ya también está listo el ‘trabajo’ y nada más está esperando… hacerlo valer y tuviera sustento»

«En la mañana nos comentó la licenciada a mí y al amigo que ya estaba listo el trabajo, es decir, ya terminó el proyecto, ya nada más está esperando nuestras pruebas para agregarlas, sustentar su proyecto y listo, va pasar alrededor de las 13:00 horas con la jefa para que lo aprobara», agrega el abogado sobre el soborno.

«Esta persona nos comentó que ya está todo hecho que si podemos ir abarcando el tema económico, incluso me cito ahorita a las seis de la tarde, por eso le había comentado a usted el tema económico, pero no sé usted indíqueme», dice el abogado.

Mientras la madre del presunto criminal reitera: “No acuérdese que quedamos, como dicen, dando y dando. […] Dígale que nosotros no nos vamos a echar para atrás pero queremos dando y dando”.

Al respecto el abogado propuso: «Entonces le parece bien lo siguiente, le voy a decir así, pero sería de la siguiente forma, él nos va a decir mañana cuando ya esté saliendo de firma cuando ya esté todo listo, le parece bien que en ese momento nos vemos para que (inaudible) le dé lo suyo».

Sobre este audio, la FGR informó que la SEIDO tiene autorizadas por un juez competente, dichas «intervenciones que señalan el cohecho por varios millones de pesos realizado por diversos individuos cercanos al imputado», mientras que el ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, informó que ha iniciado una investigación a través de la Consejo de la Judicatura Federal (CJF) por los hechos señalados.

Sin embargo, “El Mochomo” fue reaprehendido inmediatamente después de ser liberado y un juez autorizó que fuera arraigado por 40 días, por lo que fue ingresado al Centro de Investigaciones Federales.

La fiscalía indicó que las pueblas que desestimó la titular del Juzgado Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales para liberar a Casarrubias Salgado, eran válidas en el sistema vigente en ese momento, por lo cual apeló de inmediato el auto de libertad dictado al imputado, cuando salía del penal de máxima seguridad de El Altiplano en el municipio de Almoloya, Estado de México.

La FGR anunció que solicitará una nueva orden de aprehensión contra “El Mochomo”, ligada a las nuevas investigaciones que lleva a cabo sobre la desaparición de los normalistas.

Sobre este tema, el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) presentó una denuncia interna contra la jueza y el personal del juzgado que ordenó liberar a José Ángel Casarrubias Salgado por posibles actos de corrupción y vicios jurídicos, contra el Juzgado Segundo de Distrito en el Estado de México, pues la información que han recabado amerita que se realice una revisión exhaustiva sobre el asunto.

Además, la juez señalada por este caso, María del Socorro Castillo Sánchez, también absolvió en junio a la excoordinadora nacional de los Centros Federales de Readaptación Social, Celina Oseguera Parra, quien fue acusada como presunta cómplice de la segunda fuga de Joaquín “El Chapo” Guzmán, del penal de máxima seguridad del Altiplano, el 11 de julio de 2015.

En aquella ocasión, la juzgadora determinó que la exfuncionaria “no es penalmente responsable en la Comisión del Delito de Evasión de Preso en la hipótesis de cuando el procesado está siendo enjuiciado por la Comisión de Delito contra la Salud».