Dictan formal prisión contra José Luis Abarca y María de los Ángeles Pineda, por nexos con “Guerreros Unidos”

54
José Luis Abarca, María de los Ángeles Pineda

Un juez federal del Estado de México dictó auto de formal prisión contra el exalcalde de Iguala, José Luis Abarca Velázquez, y su esposa María de los Ángeles Pineda Villa, por los delitos de delincuencia organizada, en su modalidad de delitos contra la salud, por supuestos nexos con el grupo criminal Guerreros Unidos.

Sus presuntos vínculos se remontan a la presunta relación que provocó la desaparición y muerte de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, en Ayotzinapa, Guerrero, ocurridos la noche del 26 y madrugada del 27 de septiembre de 2014, en los municipios de Iguala y Cocula, Guerrero.

De igual forma, el titular del Juzgado Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México, Enrique Beltrán Santes, procesó al ex secretario de Seguridad Pública de Iguala, Felipe Flores Velázquez, por los probables delitos de desaparición forzada y delincuencia organizada, también vinculados con la desaparición de los normalistas.

De acuerdo con las investigaciones realizadas a lo largo de estos ocho años, Abarca Velázquez y Pineda Villa fueron acusados por el testigo protegido con nombre clave “Juan”, identificado como el exjefe de sicarios de Guerreros Unidos, Gildardo López Astudillo, alias “El Gil”, quien acusó al matrimonio de Abarca y Pineda Villa de brindar protección a esa organización criminal, así como ordenar el asesinato de los normalistas, por presuntamente, querer sabotear un acto político encabezado por la esposa del ex alcalde.

Para imputar a Abarca y a Pineda Villa, Fiscalía General de la República (FGR) también utilizó como datos de prueba los testimonios de la testigo colaboradora con nombre clave “Karla”, mientras que contra Felipe Flores, han declarado alrededor de 20 personas quienes aseguran que el exfuncionario municipal también otorgó protección a Guerreros Unidos.