Detienen a 6 en Ecatepec por robar agua, la nueva variante del huachicol

77
Huachicol de agua

La tarde de este lunes, integrantes de la Policía Municipal de Ecatepec y de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) detuvieron a seis personas y aseguraron un predio en la colonia El Calvario, donde presuntamente se extraía agua potable de manera ilegal.

Son los primeros detenidos desde que inició en el Estado de México la ley contra el “huachicol de agua”, que castiga hasta con ocho años de cárcel a las personas que sustraiga líquido de las redes hidráulicas, sin contar con autorización de las autoridades.

El alcalde de Ecatepec, Fernando Vilchis, se trasladó al lugar para dar detalles del operativo. Indicó que al interior se aseguraron dos tomas clandestinas conectadas a la red hidráulica del municipio. Como consecuencia, el responsable del lugar y cinco de sus trabajadores fueron detenidos.

El funcionario municipal señaló que la operación de esta actividad ilícita reducía el líquido disponible para el resto de las casas de la colonia, que de por sí están afectadas por la falta de agua.

Las autoridades municipales fueron informadas por una denuncia ciudadana ante el organismo de Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de Ecatepec (Sapase), que en coordinación con agentes municipales y de la fiscalía organizaron el operativo.

En el interior del predio, encontraron al menos cinco pipas de 10 mil litros y una más de cinco mil litros de capacidad, que presumiblemente eran cargadas con el líquido robado.

Además, Alexis Olivares Rangel, subdirector general del Sapase, explicó que al interior del terreno fueron localizadas dos cisternas con capacidad de cerca de 50 mil litros cada una y equipo de bombeo sumergible con el cual se abastecían las pipas.

Los detenidos fueron trasladados al Ministerio Público de la fiscalía estatal donde se abrió la carpeta de investigación correspondiente.

El edil agregó que en el municipio de Ecatepec existen 13 carpetas de investigación en contra de presuntos criminales dedicados al agua, principalmente en la quinta zona del territorio municipal.

Como consecuencia, hace unas semanas el Congreso mexiquense aprobó reformas al Código Penal para sancionar más severamente este delito de robo de agua potable.