El presidente Enrique Peña Nieto exhortó al gobierno de EEUU a realizar un trabajo conjunto y frenar el flujo de armas y dinero desde ese país, que fortalecen las operaciones de las organizaciones criminales.

“Por eso el esfuerzo conjunto y compartido que debemos hacer con las autoridades de los EEUU para frenar ese flujo ilegal de armas y de dinero en efectivo, que sin duda fortalece las capacidades de operación de las organizaciones criminales”, dijo y alertó que la liberación en la venta de armas largas en la Unión Americana a partir de 2005, fortaleció la capacidad de los grupos criminales que ahora utilizan calibres más potentes.

“Por eso el esfuerzo conjunto y compartido que debemos hacer con las autoridades de los EEUU para frenar ese flujo ilegal de armas y de dinero en efectivo, que sin duda fortalece las capacidades de operación de las organizaciones criminales”, aseguró.

Durante la entrega del Libramiento Reynosa Sur II, el mandatario federal reiteró que el tema de la seguridad seguirá siendo un gran reto, “el cómo enfrentar al crimen organizado y cómo disminuir y abatir sus capacidades de operación”.

En cuanto a la situación en Tamaulipas, Peña Nieto dijo que, al ser un estado fronterizo y ser uno de los más importantes puntos de acceso al país, permite el flujo continuo de armas y dinero en efectivo, que es el insumo para la operación de los cárteles que operan en esta región y en toda la geografía nacional.

“Las cifras muestran que Tamaulipas es un estado con amplio desarrollo, que a veces ha sido más señalado o estigmatizado por algunos hechos de violencia que se han registrado en este estado, y cómo no habría de ocurrir, si es el estado donde se tienen los mayores puertos de acceso hacia los EEUU”, aclaró.

Subrayó que no debe haber duda de que hasta el final de su mandato, Tamaulipas contará con el apoyo pleno, invariable y absoluto de las Fuerzas Armadas y de las instituciones de seguridad pública del gobierno de la República, en apoyo a los gobiernos locales para darle seguridad a los tamaulipecos.

Enfatizó que entregará a la siguiente administración “un país con estas fortalezas: estabilidad económica, estabilidad política, estabilidad social, sin dejar de reconocer, repito, que en algunas partes de la geografía nacional se vive todavía un crimen de inseguridad y de violencia”.