La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) implementó la mañana de este jueves un operativo para desalojar una importante región invadida al interior del Parque Nacional (PN) Cañón del Sumidero.

En dicha acción participó personal de la Fiscalía General de la República (FGR), Fiscalía General del Estado de Chiapas (FGE), Secretaria de Seguridad Pública y Protección Ciudadana (SSPPC), Policía Municipal del Ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez y brigadistas comunitarios.

Como resultado, se recuperaron 21 hectáreas invadidas  a lo largo de 1 kilómetro en los límites del PN, ocupadas por alrededor de 150 personas.

Además, informó que el desalojo se realizó de manera pacífica y comprendió el derribo de 130 casas de lámina, madera y concreto; mientras que las personas movilizadas pudieron tomar sus pertenencias y salir del lugar, luego que las autoridades les explicaron que la invasión de estos predios implicaban delitos ambientales en contra de la biodiversidad y por daños patrimoniales a bienes de la nación.

Posteriormente las mismas personas levantaron sus propios residuos y permitieron el establecimiento de un cerco de vigilancia para evitar una nueva ocupación.

Sin embargo, la dependencia federal reiteró que continuarán los procedimientos derivados de las demás denuncias presentadas por delitos del fuero federal, en afectación al PN, dentro del marco del nuevo sistema de justicia penal acusatorio.

Al respecto, el titular de la Conanp, Andrew Rhodes Espinoza, reiteró que la dependencia a su cargo “mantendrá una estrecha colaboración con el Gobierno del Estado de Chiapas y con las instancias de procuración de justicia para continuar con acciones para restituir la vocación de conservación que tiene el Parque Nacional Cañón del Sumidero.

Asimismo, reiteró que continuará con las acciones de conservación, restauración y de manejo señaladas en el programa del Área Natural Protegida (ANP) que será dado conocer en próximamente y que se apegará al nuevo decreto del ANP.