En una audiencia que terminó hasta la madrugada de este martes, el ex gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, fue vinculado a proceso ahora por el delito de aprovechamiento ilícito del poder contra la paraestatal Vip Saesa que causó un desfalco de 319 millones 941 mil 164 pesos y 40 millones 192 mil dólares por subcontratación simulada de empresas de transporte aéreo.

Por ello, el juez de control Daniel Farah Godoy determinó que habrá un nuevo periodo de dos años y dos meses para realizar investigaciones complementarias, hasta el 15 de julio del 2019.

El abogado del ex mandatario estatal Guillermo Barradas intentó argumentar que el delito ya había prescrito y que existían determinaciones judiciales con las que algunos ex colaboradores de Borge que estaban involucrados en la carpeta administrativa 151/2017 se habían amparado.

También aseguró que no se pudo comprobar la acusación de Carlos Acosta y Félix Zetina, quienes aseguraron haber sido obligados a participar de los negocios ilegales con la empresa Aerotaxi Villarica, también vinculadas con Borge.

“La vinculación a proceso representa una violación flagrante al principio de especialidad que integra el tratado de extradición entre México y Panamá y en donde se establece que no se puede condenar a ninguna persona por hechos distintos en los que se solicitó la extradición”, finalizó.

Sin embargo los Fiscales de Combate a la corrupción,  tras 16 horas de audiencia y con varios recesos obligados por fallas técnicas en el equipo audiovisual, mantuvieron la postura de que los dos ex funcionarios en calidad de testigos fueron obligados a participar de los negocios ilícitos que reportaron beneficios económicos para la empresa de origen veracruzana.

Aseguraron que los hechos no fueron cambiados sino ajustados conforme declaraban los testigos.