DEA califica a CJNG como uno de los grupos más peligrosos del mundo

235

De a cuerdo a la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas inglés), el cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) construyó su poderío en 10 años y en la actualidad se convirtió en uno de los grupos más violentos y extendidos en el país, hasta ser considerado en la actualidad por la las tres bandas más peligrosas del mundo.

En la actualidad su presencia, de acuerdo con información del gabinete de seguridad, está en al menos 28 entidades, entre ellas la Ciudad de México, donde tiene vínculos con la Anti-Unión Tepito, en Guerrero y Morelos se asoció con bandas regionales como Los Ardillos, una célula delictiva que originalmente formó parte del cártel de los hermanos Beltrán Leyva y se confronta con Los Rojos; y mantiene vínculos además con Guerreros Unidos en Guerrero y Morelos.

Una de las estrategias que ha seguido el CJNG para extender su influencia y en ocasiones sin tener verdaderas células operativas en las regiones, consisten en presionar a los grupos locales y acordar con éstos que sus siglas sean utilizadas.

El CNGJ apoya a los grupos locales para exterminar a las bandas rivales. Estas organizaciones menores deben pagar un porcentaje de las ganancias que obtienen por cada uno de los delitos que cometen, lo cual les garantiza también no ser agredidos por el grupo de Nemesio Oseguera Cervantes ‘El Mencho’.

incluso, las regiones de México en las que tiene presencia el Cártel Jalisco Nueva Generación son no sólo las más peligrosas para los ciudadanos, sino también las más letales para los integrantes de las fuerzas armadas.

De acuerdo con la Secretaría de la Defensa Nacional (obtenidos a partir de una solicitud de transparencia) Tamaulipas es el estado con mayor número de soldados muertos por agresión de arma de fuego.

Entre los puntos donde el CJNG sostiene confrontaciones armadas que dejaron cientos de personas asesinadas en los pasados dos años se encuentran Jalisco, Guanajuato y Michoacán.

En la actualidad, ‘El Mencho’ se ha convertido en uno de los principales objetivos de las autoridades mexicanas y estadunidenses. Desde agosto de 2018, el gobierno mexicano ofrece hasta 30 millones de pesos por información que lleve a su captura.

La DEA ha colocado como uno de sus principales objetivos al líder del CJNG y ofrece por él una recompensa de hasta 20 millones de dólares desde marzo de 2020.

Desde octubre de 2016 el Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha incluido a más de 150 personas físicas y morales en la lista de presuntos operadores financieros que colaboran con el CJNG.

En México, en lo que va de esta administración, el grupo que dirige la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) le ha bloqueado cuentas a mil 683 personas físicas y morales por un monto de mil millones de pesos a la organización de Nemesio Oseguera.