Durante una gira de trabajo por Quintana Roo este domingo, el presidente Andrés Manuel López Obrador minimizó el problema del sargazo en esta entidad, el cual ha sido considerado por las autoridades estatales como detonante de violencia y contracción económica, por la reducción en el turismo, sin embargo, aseguró que su gobierno seguirá apoyando en el retiro de la macroalga de las playas de la Riviera Maya.

“Vamos a apoyar el asunto del sargazo. No he hablado mucho de eso porque no considero que sea, como algunos sostienen, gravísimo. Ya le di instrucciones al secretario de Marina, se van a construir embarcaciones especiales para recoger el sargazo y terminar con ese problema”, afirmó categóricamente.

Sin embargo, el gobernador Carlos Joaquín González mencionó que el principal reto que enfrenta la entidad es precisamente el retiro de sargazo, pues, “le quita la belleza a las playas, provoca pérdidas económicas, desempleo, falta de desarrollo y genera violencia” y reviró al mandatario federal: “Le doy un dato, estamos recogiendo casi mil toneladas de sargazo en las playas públicas de Quintana Roo cada día, por eso agradezco su apoyo”, dijo.

De acuerdo con la asociación de hoteles de la Riviera Maya han estimado pérdidas económicas entre enero y mayo de 2019 de hasta 20 millones de dólares entre la Riviera, Cancún y Puerto Morelos debido a la aparición de esta alga que se suma a la crisis de inseguridad en la región.

Antes del anuncio, un grupo de ambientalistas, abogados e integrantes del sector turístico, exigieron al presidente “que nos voltee a ver y frene la llegada masiva del sargazo a las costas de este municipio”.

Explicaron que no cuentan con información detallada de los trabajos que realiza personal de la Secretaría de Marina, ni la cantidad de sargazo que es retirada, así como su destino final. “Sólo sabemos que son dos barcos y un helicóptero”. Además agregaron que no tienen la experiencia necesaria o embarcaciones adecuadas para dicho fin.

“Le pedimos al Primer Mandatario que haga algo, porque en los últimos 18 meses, el sargazo ha provocado una baja en el turismo”, añadieron.

Asignan 58 millones de pesos a Semar para retirar sargazo

La mañana de este lunes, el secretario de Marina, José Rafael Ojeda Durán, indicó que se asignó un presupuesto de 58 millones de pesos a la dependencia federal para implementar una estrategia para contener el sargazo dentro del mar y evitar que llegue a las playas, donde se acumula y se descompone, provocando daños a la arena y a la tonalidad del agua en este espacio turístico.

Además, el almirante Ojeda Durán presentó esta mañana en Cancún, la estrategia preliminar para afrontar lo que calificó como una «situación», que será vista y atacada como un tema «de Estado» y no «de negocio», pues el recale masivo del sargazo no afecta diariamente a todas las playas, ni es permanente.

“No se licitarán servicios, ni se contratarán empresas particulares,  sino que se capacitará a marinos y el gobierno creará su propio inventario”, agregó. Para ello, se construirán entre

10 y 12 máquinas sargaceras, con una inversión de 30 millones de pesos y se comprarán barreras para desviar y contener el arribo de las macroalgas, cuya inversión será de 14.5 millones.

Finalmente, se traerá un barco especial desde el puerto de Ensenada, Baja California y escalómetros, para monitorear previamente la llegada de manchas de sargazo a las costas, informó como las primeras estrategias a aplicar.