La candidata independiente a la Presidencia, Margarita Zavala, no acudió al Diálogo por la paz y la justicia con víctimas este martes por un tema de agenda. Sin embargo aseguró que los muertos que hubo en el sexenio de Felipe Calderón, su marido, los provocaron los criminales.

“No los provocó nadie más que los criminales y tienen que ser enfrentados y no darle amnistía ni liberarlos sino enfrentarlos con el Estado y he dicho claramente que defenderé a cada ciudadano y a su familia con todos los instrumentos legales que tenga a la mano. Si para eso es necesario las Fuerzas Armadas, dicho sea de paso respeto enormemente las utilizaré”.

En conferencia de prensa al presentar a Consuelo Sáizar como encargada de temas de educación y justicia, la candidata insistió:

“El Estado debe defender a las víctimas, tiene que defender a la población, tiene que defender a las familias, entonces parten de una afirmación que desde luego no comparto para mí es el Estado el que está obligado a enfrentar a los delincuentes no a liberarlos y las muertes se ocasionan por las bandas criminales, esa es la razón por la que interviene el Estado”, dijo Margarita.

Explicó que nunca le ha tenido miedo al diálogo y dijo que sí le hubiera gustado estar en ese encuentro y aceptó que ha tenido diferencias con el poeta Javier Sicilia, quien se ha convertido en un activista a favor de las víctimas.

“Es fundamental el respeto a la verdad, el derecho a la memoria y el derecho a la reparación del daño y así lo he planteado en todas mis entrevistas, el problema de inseguridad y de violencia significa que tenemos que buscar las coincidencias como no en todo estado de acuerdo con Javier, pero sí en el fin en un país con justicia, con seguridad y hemos coincidido en terminar con la corrupción, que no podemos seguir permitiendo la impunidad”.

Se manifestó en contra de la legalización de las drogas, de una comisión de la verdad integrada por extranjeros para investigar crímenes y la emisión de la Ley de Seguridad Interior.

Además explicó que se debe poner en el centro un derecho victimal, realmente eficaz, de asesoría, de estructura pública, gubernamental y en términos de reparación del daño en todo su sentido, integral como monetariamente puede ser.