Crecen las denuncias contra la Guardia Nacional desde su creación

61
Guardia Nacional AMLO

La Guardia Nacional (GN) comenzó a operar en 2019 para suplir a la Policía Federal (PF) en labores de seguridad pública. Desde entonces, las quejas por presuntas violaciones de derechos humanos han repuntado 41%, de acuerdo con cifras de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) citados por El Sol de México.

Según el Sistema Nacional de Alerta de Violación a los Derechos Humanos de la CNDH, en 2015 la Policía Federal recibió 783 quejas, la cifra más alta en nueve años. Pero de ahí, comenzaron a ir a disminuir: en 2016 fueron 660, para 2017 y 2018, se redujeron hasta 425 y 356, respectivamente.

En 2019, el registro ante la CNDH registró 274 quejas contra la Policía Federal entre enero y junio, ya que al siguiente mes la corporación desapareció para dar paso a la Guardia Nacional, que en los datos de la Comisión no aparece ese año.

En 2020, el primer año que operó la Guardia Nacional, la CNDH recibió 350 quejas en su contra, apenas cuatro menos que las que recibió la Policía Federal en 2018, y para 2021 la cifra subió 41%, a 504 denuncias.

Durante enero y julio de este año, la Guardia Nacional acumula 276 quejas, divididas en: Ciudad de México (31), Guanajuato (22) y Jalisco (18). El único estado que no ha presentado quejas contra la GN es Baja California Sur.

Las quejas se han levantado por delitos como intimidación y tortura.

Una de las principales preocupaciones de las organizaciones de la sociedad civil es que derivado de la decisión de transferir el mando de la Guardia Nacional al Ejército, permita el aumento de las violaciones de derechos humanos debido a la falta de rendición de cuentas y capacitación en la materia con la que se caracterizan las Fuerzas Armadas.

“La experiencia demuestra que hoy en día México es más peligroso que hace 16 años cuando se decidió que militares salieran a las calles. Ha habido un aumento de desapariciones forzadas, detenciones arbitrarias, tortura física, psicológica e incluso sexual. Los estándares internacionales de DH señalan que las Fuerzas Armadas sólo pueden ser parte de las tareas de seguridad pública de manera extraordinaria, subordinada y complementaria a una corporación civil y no militar”, condenó la organización civil, Amnistía Internacional.

Aun cuando la CNDH ha manifestado su visto bueno para que los militares participen en labores de seguridad pública y tomen el control de la Guardia Nacional, el organismo ha emitido 12 recomendaciones contra la Sedena durante el actual sexenio. Entre ellas, una por el asesinato de un migrante en Chiapas, quien recibió varios disparos de arma de fuego por parte de elementos del Ejército al evadir un retén, en marzo de 2021.

aunque las quejas hacia este cuerpo disminuyeron de 482 a 259 entre 2019 y 2020, para 2021 volvieron a repuntar hasta 436 y en los primeros siete meses de 2022 ya se acumulan 241.

La preocupación de las organizaciones de la sociedad civil es que estas cifras crezcan bajo la administración de la Sedena y se agudice si la iniciativa del PRI c para que las Fuerzas Armadas permanezcan hasta 2028 en tareas de seguridad pública se aprueba.