Congelan reforma al Sistema de Justicia antes que llegue al Senado

703
CIUDAD DE MÉXICO, 15ENERO2020.- Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación; Ricardo Monreal, coordinador de la bancada morenista y presidente de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO); Mónica Fernández, presidenta de la Mesa Directiva del Senado; Alejandro Gertz Manero, fiscal general de la República, y Julio Scherzer Ibarra, consejo jurídico de la Presidencia de la República, durante la presentación de la reforma en materia judicial. La iniciativa de ley plantea modificaciones a 14 artículos constitucionales. FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM

El Senado de la República no recibió la iniciativa de reforma constitucional ni las de procuración de justicia que debían entregar este jueves el consejero jurídico de la Presidencia, Julio Scherer Ibarra, y el titular de la Fiscalía General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, debido a que el presidente de la Suprema Corte de la Nación (SCJN), ministro Arturo Zaldívar, y el secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, señalaron que no se les tomó en cuenta para su elaboración.

Por ello, el líder de Morena en el Senado, Ricardo Monreal (Morena) conversó con Gertz Manero, Scherer Ibarra y la secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero a quienes expuso, de acuerdo con información de La Jornada:

“Mejor no presenten las propuestas de ley. No pueden presentar iniciativas sin consenso en el gobierno federal. Yo no voy a cargar con sus desencuentros. Lleguen a un consenso y lo platicamos. ¿Cómo hacen una reforma a la Ley de Amparo y no toman en cuenta a la Corte?”

En la reunión que se convocó con los integrantes de la Junta de Coordinación Política con el propósito de dialogar sobre las iniciativas, el fiscal Gertz Manero sólo anunció en términos generales el contenido de las propuestas y solicitó a la Cámara Alta un plazo hasta el 1 de febrero, cuando los legisladores regresan a sus actividades para presentar formalmente la reforma.

Por su parte, Scherer Ibarra afirmó ante los coordinadores de las diferentes fracciones del Senado y otros legisladores:

“Así vemos a México: como un problema de violencia que no hemos podido arreglar y que requiere de una nueva norma para la persecución de los delitos, por ello este gobierno busca, con sus propuestas legislativas, formar un nuevo paradigma que nos lleve a consolidar un nuevo modelo de seguridad y justicia, que sustituya al actual, que ha fracasado y nos ha llevado a un récord nada envidiable de casi 99 por ciento de impunidad en México”.

Gertz Manero indicó que en el tema de procuración de justicia y seguridad se han hecho esfuerzos durante los últimos 20 años, pero han generado respuestas parciales, que finalmente nunca generaron una solución definitiva y que permitió que el problema siguiera creciendo y que ahora es la más aflictiva de todo el país.

La iniciativa contempla crear una ley de justicia cívica, para ir de ahí al Código Penal, después el procedimiento para aplicar el derecho positivo, y luego analizar cómo se realiza el manejo de sanciones. Se pretende promover la prevención de la delincuencia desde su inicio, proteger la convivencia cotidiana frente al asedio de la delincuencia común y de su colusión con policías y funcionarios municipales.

También promoverá el trabajo comunitario para fortalecer las redes sociales y los valores cívicos, y tratar de rescatar a los delincuentes por primera vez de los reincidentes, quienes deberán someterse a sanciones penales eficaces.

Mientras que la iniciativa para el código penal nacional debe homologar todos los delitos, su tipicidad y agravantes en una sola ley que dé certeza y equilibrio a la defensa social en todo el país.

Al respecto, Olga Sánchez Cordero aseguró que para el gobierno federal es fundamental el fortalecimiento del sistema de justicia, tanto en la procuración como en la impartición.

Finalmente el senador Monreal indicó que el Senado no se apresurará al analizar la propuesta. “Les comentamos (a los funcionarios) que no impondremos normas que afecten derechos fundamentales; escucharemos a todos, intelectuales, académicos: investigadores, sociedad civil y organismos no gubernamentales”.