La Fiscalía General del Estado de Veracruz dio cumplimiento a una orden de aprehensión contra tres sujetos señalados como probables responsables del robo a un cuentahabiente de una sucursal bancaria en Veracruz-Boca del Río.

Estos hombres están involucrados con el caso en el que la víctima acusó en un video a la cajera que lo atendió en el Banco Santander de haber avisado a los asaltantes luego que hizo un retiro de 70 mil pesos en efectivo. La víctima regresó a la sucursal y amenazó a la cajera con cobrarle una vez que abandonara la sucursal y subió el video a las redes sociales.

Sin embargo, las investigaciones de la policía confirmaron que la mujer no tuvo que ver con el hecho, aun cuando se dijo que era familiar de uno de los delincuentes.

En realidad, los tres sujetos pertenecen a una banda dedicada al asalto a cuentahabientes y su modus operandi es ingresar a un falso cliente en la sucursal y posteriormente dan el pitazo a sus cómplices sobre la gente que realiza retiros en efectivo. Una vez que la víctima abandonaba la sucursal bancaria era seguida en taxis o motocicletas para luego interceptarlos y despojarlos.

Por ello se les emitió una orden de aprehensión por el presunto delito de robo agravado, en el penal de La Toma del municipio de Amatlan de Los Reyes, donde se encuentran presos por otros delitos. Se trata de Javier «N», alias “El Munra” de 20 años; Miguel Ángel N de 36 y Daniel N de 28 años de edad.

El video de la víctima se hizo viral, por lo que la Fiscalía General del Estado (FGE) investigó la probable participación de la empleada, sin embargo, nunca hallaron pruebas del involucramiento de la cajera con el detenido.

Según la carpeta de investigación UIPJ/DXVII/SUB.U.BOCADELRIO/F-IV7029/2020, se logró la detención del presunto asaltante el pasado 14 de enero y fue puesto a disposición de un juez de Control por el presunto delito de portación de arma de fuego y de droga. Posteriormente se le fincaron cargos por su probable responsabilidad por asalto a mano armada.

Hasta ahora, las investigaciones no han encontrado vínculo alguno entre el detenido y la cajera. Mientras que el banco involucrado emitió un comunicado en el que indicó que su personal no tiene relación ni complicidad con quien realizó el hurto.

“Santander puede afirmar en este momento que cumplió con todas las medidas de seguridad que establecen nuestros protocolos, como es el hecho de que nuestro personal nunca tuvo acceso a equipos celulares o de comunicación en la zona de cajeros, lo que se documentó con videos e imágenes ya en custodia de la autoridad, y en los avances actuales de la investigación no se ha acreditado ninguna relación entre nuestros colaboradores con este lamentable suceso, ni parentesco o complicidad con delincuentes, como se ha especulado”, informó la institución.

Mientras que la cajera presentó una denuncia penal por amenazas en contra del hombre que la grabó y la acusó.