La Cámara de Diputados aprobó con una aplastante consenso de 463 votos a favor y 1 en contra, en lo general y lo particular, el dictamen para crear la Guardia Nacional, este jueves. Durante el debate, aplaudieron las adecuaciones que hicieron los senadores a la iniciativa y que incluyeron las observaciones realizadas por diferentes organizaciones de la sociedad civil.

Ahora, la reforma se enviará a los congresos estatales donde 17 deberán dar su visto bueno, para que entre en operaciones, debido a que la integración de este nuevo cuerpo de seguridad federal requirió de una reforma constitucional.

El dictamen aprobado en San Lázaro establece que la Guardia Nacional tendrá un mando civil y no militar como planteó originalmente la propuesta de Andrés Manuel López Obrador, será apoyado operativamente por las fuerzas armadas durante un plazo de cinco años y paralelamente se realizarán acciones de fortalecimiento a las corporaciones policíacas y el respeto a los derechos humanos.

Además, sus integrantes serán formados mediante disciplina y adiestramiento militar y se espera reclutar a 150 mil elementos al finalizar el actual sexenio.

El diputado Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla, de Movimiento Ciudadano, señaló que su grupo votó a favor debido a que se recogieron las opiniones de los expertos en la materia, además de que es una muestra de madurez política de todos los partidos.

Marco Antonio Gómez Alcantar del Partido Verde Ecologista de México destacó que la reforma establece un marco legal para la participación de las fuerzas Armadas, así como de la expedición de las leyes que regularán la actuación de la Guardia Nacional.

El priista René Juárez Cisneros aseguró que la creación de la Guardia Nacional es una necesidad urgente de México para garantizar la seguridad y procuración de justicia por parte del Estado. “El carácter civil de la Guardia se respetarán los derechos humanos de todos los mexicanos”.

Verónica Beatriz Juárez Piña del PRD, dijo que la nueva ley permitirá que el servicio de la policía sea idóneo y apegado a la legalidad.

El panista Juan Carlos Romero Hicks destacó que “este es un primer paso, pues se requiere de una estrategia integral y el rediseño de las instituciones”.

El coordinador de la bancada de Morena, Mario Delgado aplaudió el consenso de los grupos parlamentarios para lograr un dictamen votado por unanimidad en el Senado, sin embargo dijo que la Guardia es solo una de las estrategias que debe seguir el país para su pacificación.

“Estos son los cien días más valiosos del Congreso mexicano para iniciar la construcción de la paz y ponerle punto final a la estrategia fallida de la guerra”, agregó.

“No se va a pacificar nuestro país si no se dinamiza la economía; un aumento en el crecimiento que genere empleos; expandir oportunidades; rescatar al campo; generar valor agregado en muchas regiones que hoy están tomadas por la delincuencia. Erradicar la corrupción; es impensable pensar que vamos a lograr la paz si este flagelo sigue azotando. Se debe construir un verdadero estado de derecho”.

Las diferentes fracciones coincidieron en que, tras 12 años de discusión, por fin se le dio marco jurídico y además se estableció un límite para que, por fin, las fuerzas armadas regresar a sus cuarteles.

La oposición también le reconoció a Morena haber aceptado cambios a la propuesta original.

Mientras el dictamen se aprueba en los Congresos estatales, la Cámara de Diputados deberá elaborar la Ley Orgánica de la Guardia Nacional, la Ley sobre el Uso de la Fuerza, la Ley Nacional de Registro de Detenciones y Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública.