El comercio electrónico generó un crecimiento exponencial en el fraude financiero cibernético, al pasar de 279 mil 216 casos en 2011, a cuatro millones 82 mil 155, al cierre de 2017, de acuerdo a una investigación realizada por el diario Excélsior.

Datos reportados por la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) indican que la afectación monetaria por este tipo de fraude fue por 5mil 65 millones de pesos, de los cuales se han abonado 3 mil 820 millones de pesos: 80.7% del total reclamado.

La Condusef divide el fraude financiero en dos tipos: el cibernético, que es el que se realiza sin la tarjeta física, y el tradicional, que se hace con la tarjeta física de por medio. En el fraude tradicional las cifras se mantienen estables y reporta incluso una reducción. En 2011, hubo dos millones 453 mil 118 casos y para el año 2017 se registraron dos millones 298 mil 710 casos.

Más información: https://goo.gl/FiVCZY