La mañana de este martes, el comandante de la Guardia Nacional, Luis Rodríguez Bucio, informó que desde este lunes inició el despliegue de uniformados en la Ciudad de México, con la apertura de su centro de operaciones, ubicado en la Alcaldía Venustiano Carranza, con alrededor de 58 mil efectivos, quienes reforzarán las labores de vigilancia en la zona de Tepito y La Lagunilla, con el objetivo de desarticular a la organización criminal La Unión Tepito.

Durante su participación en la conferencia de prensa matutina del presidente, Andrés Manuel López Obrador, el titular de la corporación informó que 140 uniformados se instalaron en el Deportivo Eduardo Molina, a unos 10 minutos de la zona a la que darán prioridad en cuanto a labores de seguridad.

Entre sus responsabilidades buscarán combatir delitos como la extorsión a comerciantes, especialmente en las colonias Morelos y La Merced. Aunque esta organización criminal también es relacionado con otras actividades criminales como: narcomenudeo, extorsión, despojo, secuestros, lavado de dinero, piratería, cobro de piso, venta de armas, particularmente en la zona centro de Ciudad de México.

Además, el reacomodo en la organización por detenciones de sus mandos y sus continuos enfrentamientos con la Anti Unión, y otras organizaciones como los cárteles de Tláhuac y el Jalisco Nueva Generación (CJNG) han disparado la violencia en la zona, con 37 asesinatos en el primer semestre del año en la zona.

El cuartel tiene  una superficie de 643 metros cuadrados, consta de dos niveles y anteriormente era un Centro de Desarrollo Infantil. Actualmente cuenta con 100 literas, cocina, sala de juntas y oficinas, con una inversión superior a los 500 mil pesos.

A nivel nacional, Rodríguez Bucio mencionó que actualmente hay 56 mil 191 elementos de la Guardia Nacional desplegados en 150 coordinaciones.

Por su parte, López Obrador mencionó que hay tres estados con más policías de los recomendados por la media: Ciudad de México, Quintana Roo y Tabasco. Mientras que en Veracruz hay 61 por ciento menos, incluyendo policías estatales y municipales. «Estamos garantizando que no falten los fondos para la contratación de nuevos elementos, cuando ampliemos de 150 a 266 coordinaciones será una institución consolidada», aseveró.

La mayoría son elementos de la policía militar, 35 mil 232, y 2 mil 411 voluntarios de la Policía Federal hasta la fecha.

La Guardia Nacional contará con 420 elementos pertenecientes al 26 batallón de infantería, que operaron en dos grupos de 210 elementos, 140 patrullarán las 14 colonias en Venustiano Carranza y 70 estarán asignados a Iztacalco.

Agregó que es urgente atender el déficit de policías estatales y municipales, que estaban abandonadas porque a esas corporaciones se “se les abandono”. Tan solo en Veracruz, ese déficit alcanza 61 por ciento, es decir 5 mil policías para atender a entre 5 y 6 millones de habitantes, en tanto que en el Estado de México, hay 18 millones de habitantes que son vigilados por 16 mil policías.

Afirmó que de manera inexplicable no se usaban para la seguridad y no podían participar, “estaban limitadas. Por eso celebro que se haya llevado a cabo la reforma constitucional para la creación de la Guardia Nacional, lo que permite contar con estas dos instituciones. Y se tenga la confianza que son instituciones limpias, no hay predominio de corrupción, escándalos de corrupción en Marina, en la Defensa”.

Garantizó que con la Guardia Nacional no se violarán derechos humanos y hasta mencionó que “han habido actos de heroísmo de soldados y marinos que han resistido agravios sin responder para no caer en provocaciones y no violar derechos humanos. A veces hasta se les ha cuestionado por la tolerancia, pero es mucho mejor así, respetando los derechos humanos, y se puede hacer valer autoridad y no apostar siempre al uso de la fuerza”.

Los cursos de capacitación y formación “son muy estrictos, añadió, “incluyen la defensa de los derechos humanos. Fue una muy buena decisión”, indicó.

Aspirantes reprobados

el mando policíaco agregó que hubo 5 mil 818 aspirantes que reprobaron el examen para integrarse a este nuevo cuerpo de seguridad.

Se trata de personal que estuvo adscrito a alguna fuerza policíaca de seguridad. De ellos, 801 no fueron aptos físicamente para ser afiliados, mientras que 4 mil 473 no tuvieron resultados médicos favorables. Además, hubo 127 aspirantes del Ejército que no pasaron las evaluaciones físicas y 363 que reprobaron los exámenes médicos. Finalmente, hubo 11 marinos no aptos físicamente y 43 con algún problema médico que les impediría tener un desempeño adecuado.

Las principales enfermedades por las que reprueban las evaluaciones para la Guardia Nacional son obesidad, diabetes y problemas visuales, o bien que tengan algún tatuaje.