Ante la falta de resultados por parte de la policía capitalina, comerciantes ambulantes del Centro Histórico de la Ciudad de México informaron su intención de crear grupos de autodefensa para detener las extorsiones, amenazas, torturas, cobros de derecho de piso, secuestros y asesinatos de los que han sido víctimas por parte de la organización delictiva La Unión Tepito.

De hecho, cuestionaron los trabajos de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la Ciudad de México para esclarecer las denuncias que han presentado desde hace tiempo y que, según ellos, se encuentran congeladas en el Ministerio Público.

La Asociación de Vendedores del Carmen y Colombia A.C. publicó una carta dirigida a la procuradora Ernestina Godoy, donde describen los abusos de los que han sido víctimas, tanto comerciantes establecidos como informales, sin que hasta el momento hayan sido disuadidos los delincuentes.

“También deben comprender que todo tiene un límite y que, por lo anterior expuesto, no les extrañe el surgimiento de grupos de autodefensas del comercio en general, ante la lentitud e inacción de las autoridades encargadas de la seguridad y procuración de justicia”, precisa el documento.

Mientras tanto, el líder de la organización de comerciantes ambulantes, Raymundo Pérez López, denunció que los criminales les imponen cobros de derecho de piso sumamente elevados, motivo por el que muchos de sus compañeros, decidieron abandonar la actividad, que durante mucho tiempo ha sido su única fuente de ingreso.

“Los que no hemos abandonado nuestra actividad seguimos sobreviviendo con un escaso margen de ganancia y con una situación económica cada vez más miserable. Lo peor de todo es que a pesar de existir denuncias y carpetas de investigación en diversas agencias del Ministerio Público no se logran avances, esto lo percibimos como falta de capacidad, interés o compromiso de las autoridades”, destacó Pérez López.

Las autoridades capitalinas tienen indicios de que La Unión Tepito comenzó a operar contra los comerciantes de la zona desde 2017; además, se presume que también se han apoderado de inmuebles presumiblemente abandonados.

Pérez López recordó que el 19 de noviembre de 2018 denunció ante el Ministerio Público de la agencia CUH-4 que, junto con varios de sus compañeros, fue amenazado y extorsionado por integrantes de La Unión. La denuncia fue turnada a la Fiscalía Antisecuestros, donde se inició la carpeta de investigación FAS-1697-11-2018, pero actualmente se encuentra detenida.

“Como mi denuncia seguramente hay miles que sólo pasamos a formar parte de las estadísticas.

“Existen bajo mi resguardo cientos de firmas de ciudadanos que se dedican a la misma actividad que yo y que sufren de amenazas, que se encuentran desesperados, pues hasta hoy estos grupos delincuenciales siguen operando sin que las instancias encargadas hagan algo para contener la embestida, por lo que estamos en altísima condición de vulnerabilidad”, aseguró.

La carta de los comerciantes a las autoridades va firmada por 240 comerciantes, quienes, además dicen temer que su carpeta quede de nuevo en trámite, por lo que pidieron la intervención directa de la procuradora capitalina para que se realicen las diligencias judiciales necesarias.

Sin embargo, la violencia persiste. Hace unas semanas fue asesinado el restaurantero y propietario de varias plazas comerciales de vendedores ambulantes Armando Becerril Castellanos, en calles del Centro Histórico.

De acuerdo con las investigaciones se trató de un ajuste de cuentas por parte de La Unión Tepito, debido a que el comerciante contrató a un grupo de escoltas para protegerse de las amenazas de extorsión, secuestro y muerte, por negarse a pagar las cuotas que le exigía esta organización fincada en la colonia Morelos, de la alcaldía de Cuauhtémoc.