De acuerdo a Gerardo Márquez, fiscal de Coahuila, el Cártel del Noreste coordinó las balaceras y el enfrentamiento en el municipio de Villa Unión porque busca apoderarse del territorio para asentar negocios y usar la región como una ruta de trasiego de drogas y armas hacia Estados Unidos.

Al mismo  tiempo, Márquez informó que dos personas fueron detenidos por el enfrentamiento del sábado y que resultado de las investigaciones, se puede establecer como móvil que el grupo criminal busca controlar la región.

«Puedo avanzar que hemos detectado que la ruta hacia Estados Unidos es atractiva para el grupo delincuencial por el trasiego de personas, armas y drogas.(…) Hay que recordar que la región genera empleos, tiene inversiones y constituye una ruta de entrada de mercancías legales a Estados Unidos, pero resulta atractiva para la delincuencia para asentar algunos negocios reñidos con la ley», comentó.

El fiscal estatal detalló que el grupo armado ingresó individualmente a la región y que ya dentro de la zona se coordinó un ataque en convoy.

Gerardo Márquez afirmó que hasta el momento hay 22 personas muertas por las balaceras: 14 agresores, cuatro policías y dos trabajadores del ayuntamiento. Mientras que el resto de los hombres armados huyeron de la zona.

«Huyeron hacia las brechas, tenemos certeza de que hay lesionados porque hemos encontrado vestimentas ensangrentadas, algunas gazas, elementos de curación», puntualizó.

Recordó que los integrantes del Cártel del Noreste secuestraron a algunas personas para robar sus vehículos y huir de la zona de las balaceras, pero que ya todas fueron halladas y están en sus domicilios.