Elementos de la Fiscalía General de la República (FGR) detuvo a Jaime Tafolla Ortega “El Alacrán”, identificado como integrante del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) quien supuestamente está implicado en el homicidio del juez federal Uriel Villegas Ortiz.

Mediante un comunicado, la FGR informó que la detención ocurrió en coordinación con la Secretaría de Marina Armada de México (SEMAR) quienes cumplimentaron contra “El Alacrán” y otro sujeto, también implicado en el homicidio del juez Villegas, una orden de aprehensión emitida por un Juez del Sistema Penal Acusatorio del Segundo Partido Judicial de Colima con sede en Tecomán.

La orden de aprehensión emitida contra “El Alacrán” es por el delito de desaparición cometida por particulares, feminicidio y desaparición de personas cometidos en el estado de Colima y cuya investigación está a cargo de la fiscalía estatal, su detención ocurrió en la ciudad de Cuauhtémoc.

El homicidio por el cual se le señala es el de la diputada de Colima, Francis Anel Bueno, ocurrido el 7 de junio de 2020, caso en el que el juez Villegas Ortiz libró orden de aprehensión contra “El Alacrán” y Ayard Buenrostro “El Canelo”, integrantes del CJNG, el último de ellos actualmente vinculado a proceso.

De acuerdo con las investigaciones, en el caso de la diputada se ejecutó una orden de cateo en la que fueron detenidos Heliodoro Tafolla Chávez, Eustoria Ortega Gómez, Heriberto Tafolla Ortega y Danna Fernanda Chávez Cisneros, padre, madre, hermano y cuñada respectivamente del “Alacrán”.

Durante la diligencia fueron aseguradas armas de fuego de uso exclusivo del ejército y droga, conductas por las que el pasado 14 de junio, dos días antes de su homicidio, el juez Villegas Ortiz impuso prisión preventiva de oficio a los familiares de Jaime Tafolla, por lo que las autoridades lo vinculan directamente con la ejecución del juzgador y su esposa.

El pasado martes 16 de junio un grupo de hombres armados irrumpió en la casa del juez de Distrito en la ciudad de Colima para quitarles la vida a él y a su esposa. Al ataque sobrevivieron sus dos hijas menores de edad y la mujer que realizaba las labores domésticas de la casa.

Villegas Ortiz contaba con las medidas asignadas por el Poder Judicial de la Federación (PJF) desde 2017, año en el que fue designado como juez de Distrito pero en 2019 presentó por escrito una renuncia a las mismas.

Fuentes federales confirmaron que entre febrero y marzo de 2019, un año después de que ordenó trasladar a Rubén Oseguera González “El Menchito”, renunció a estas medidas por considerar que ya no las requería.

De acuerdo con los lineamientos del PJF, las medidas básicas que se asignan a un juzgador para protección constan de un auto blindado y un par de escoltas que los acompañan las 24 horas del día.