El Instituto de Ciencias Forenses (Incifo), del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México (TSJ-CDMX), entregó incorrectamente un cadáver a una familia a la que no le correspondía. Por ello, los deudos acudieron a al lugar reclamar a las autoridades.

En un video, los forenses responsabilizados rechazaron el error y aseguraron que el error ocurrió en la funeraria donde serían velados los restos.

Mientras que los inconformes, originarios del estado de Puebla, rechazaron la justificación: “¿Cómo creen que una familia no va a reconocer un cuerpo? Qué poca, qué falta de ética tienen aquí”, se escucha en el video que fue difundido en redes sociales.

La disputa inició por el cuerpo de Edgar Andrade, de 40 años de edad, un hombre que perdió la vida el pasado fin de semana en una unidad habitacional de la alcaldía Gustavo A. Madero.

“Es increíble lo que nos hicieron, nos dimos cuenta a tiempo porque ya estábamos por enterrarlo y lo peor es que no aceptan su error, dicen que fue la funeraria, pero eso es mentira, uno conoce a su muerto, pero eso no se va quedar así”, acusó Mariano, familiar de la víctima.