Integrantes de la Caravana por la Verdad, Justicia y Paz, partieron de la Paloma de La Paz, en Cuernavaca, a la Ciudad de México, con un mensaje para que el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, de que reconsidere recibir personalmente a las cerca de 500 víctimas de la violencia que integran esta comitiva.

Encabezadas por el poeta Javier Sicilia, expresó: “Llegaremos a Palacio Nacional el domingo 26 de enero. Esperamos que el Presidente escuche y, poniendo entre paréntesis mi persona —no se trata de mí, sino de la palabra que llevamos con nosotros y cuyo sentido la poesía custodia—, nos reciba y asuma en ese recibimiento y el beso que me debe, el inicio de esa verdad, de esa justicia y de ese llamado a la unidad nacional”.

El poeta agregó que esta caminata de las víctimas comenzó hace 9 años, cuando sólo había 34 mil 582 personas asesinadas y casi 10 mil desaparecidos, pero ahora se suman más de 300 mil los muertos y casi 61 mil los desaparecidos.

Javier Sicilia insistió: “Para que el Presidente pueda escucharla, sentirla y comprenda que no somos sus enemigos, sino enemigos de la violencia que, con nuestro andar y nuestra palabra, lo llamamos a unir a la nación y a construir con todas y todos una sólida política de Estado basada en la verdad y la justicia. Verdad y justicia amplias, no de casos aislados”.

La marcha partió a las 9:00 de la mañana y en ella participan más de 65 colectivos, además es custodiada por elementos de la Policía Federal, Guardia Nacional y ambulancias de Capufe, que han tendido un perímetro en torno a la movilización.

Adrián LeBarón, por su parte, llamó a las víctimas de todo el país a sumarse a esta caminata: “Porque yo dejé de ser víctima, yo ya no soy víctima, yo vivo luchando, yo vivo caminando y yo quiero invitar a los que están, vamos a decir azorrillados, con el problema de su tragedia, que se levanten, que caminen con nosotros y que se saquen el dolor caminando con nosotros”.