El gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez, dio a conocer la llegada de mil 200 efectivos federales para reforzar las tareas de seguridad en el estado de los cuales 700 van a Celaya, municipio que enfrenta en las últimas semanas una crisis de inseguridad.

Rodríguez Vallejo agradeció el apoyo al Presidente Andrés Manuel López Obrador y a su gabinete de seguridad, en específico al Secretario de Seguridad Pública federal Alfonso Durazo.

Este envío de elementos de seguridad federal se da después de más de dos meses de fuertes ataques que ha recibido la ciudad de Celaya, entre ellos el que sufrió la Fiscalía General del Estado en sus oficinas regionales de esta ciudad, el 20 de septiembre, donde murió un policía ministerial.

A finales de septiembre, la agencia automotriz Ford Celaya cerró sus puertas, después de décadas de funcionamiento, por el ataque a balazos que sufrió la madrugada del 19 de septiembre.

Y en las últimas dos semanas, dos empresas grandes más: John Deere de tractores y la refaccionaria El Campeón fueron rafagueadas.

Meses antes, tres empleadas de tortillerías fueron asesinadas después de una protesta en Presidencia Municipal porque eran víctimas de extorsión.