Amnistía Internacional se pronuncia sobre “reformas militaristas de AMLO”

46
Guardia Nacional

La organización civil internacional Amnistía Internacional (AI) y el colectivo #SeguridadSinGuerra anunciaron una campaña para que los legisladores federales se comprometan a rechazar cualquier reforma que acentúe la militarización de la seguridad pública y “defender la que creó una Guardia Nacional civil en la Constitución”.

Ambos organismos civiles pidieron a los legisladores “a no aprobar la reforma militarista” que tiene programada el presidente Andrés Manuel López Obrador que busca que el control de la Guardia Nacional pase a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Finalmente exigieron el regreso del Ejército y la Marina a sus cuarteles antes del 26 de marzo de 2024.

En una carta abierta, ambas organizaciones llamaron a los legisladores a: “demostrar su compromiso con las víctimas, la construcción de paz y el respeto al pacto civilista que creó una Guardia Nacional civil en la Constitución y que el presidente de la República ha desnaturalizado pintándola de verde olivo”.

Expresaron su preocupación por la militarización del país y alentar la formación de policías, en apego a la reforma constitucional publicada el 26 de marzo de 2019, y rechazar cualquier iniciativa “que ponga en duda el carácter civil de las instituciones de seguridad pública en México”.

Recordaron que la GN está compuesta mayoritariamente por integrantes de la Sedena y de la Secretaría de Marina (Semar), “en una proporción de sólo tres civiles de cada 10 integrantes”, y alertaron que “se está ordenando imponer el mando militar sobre los pocos civiles que quedaron de la Policía Federal violando la Constitución y el derecho internacional”.

“A la militarización plena de la seguridad que López Obrador quiere perpetuar, se suma el militarismo avanzado en la vida púbica con el enorme poder económico y político que el gobierno le está entregando a la Sedena y Semar en cada obra y contrato asignado a las Fuerzas Armadas”, denunciaron, pues en caso de continuar con esta tendencia, “sería el último clavo en el ataúd del Estado democrático de derecho”.

Señalaron que “hay al menos ocho eventos de ejecuciones extrajudiciales en su sexenio”, de acuerdo a estimaciones del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, así como “cientos de quejas ante una Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) omisa” y la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de Derechos Humanos (CMDPDH) ha identificado “al menos 15 mandos que en este sexenio ascendieron de puesto en una lista de 58 que entre 2007 y 2018 fueron acusados de cometer tortura”.

Informe de AI señala violaciones a la libertad de expresión por parte del gobierno Federal

Estas acciones van en continuidad con el llamado que hizo AI el mes de marzo pasado para denunciar que a lo largo del año, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador realizó acciones para desacreditar y reprimir a quienes ejercen su derecho a la libertad de expresión y de prensa. Además, de estigmatizar y reprimir el movimiento feminista que cobró fuerza en 2020 y 2021.

El informe de detalla irregularidades en temas como: el trato que se le ha dado al manejo de la pandemia, el feminicidio y la violación de los derechos humanos de los migrantes.

Destaca que decenas de miles de personas, en su mayoría de Guatemala, Haití, Honduras y Venezuela, que huyeron de violaciones de derechos humanos relacionadas con la violencia, la desigualdad y el cambio climático, fueron víctimas de detenciones, devoluciones sumarias ilegítimas, extorsión, discriminación racial y violencia de género por diversos gobiernos, entre ellos el de México.

En su informe 2021/22, Amnistía Internacional señaló también que las políticas públicas para la recuperación ante los estragos de la pandemia por covid-19 quedaron en promesas y que hubo desigualdad y acaparamiento en el acceso a las vacunas.

“México registró tres mil 716 homicidios de mujeres en 2021, de los que 969 fueron investigados como feminicidios, mientras las fuerzas de seguridad mexicanas usaban fuerza excesiva, detenciones arbitrarias y la violencia sexual contra las mujeres que protestaban”, destaca el informe de Amnistía que dio a conocer este martes.

También condenó los altos índices de violencia e inseguridad en el país y las descalificaciones realizadas por el presidente, Andrés Manuel López Obrador, en contra de sociedad civil, medios, defensores de derechos humanos y académicos, así como de mujeres en protesta por la violencia de género.

“El gobierno siguió realizando declaraciones públicas en las que atacaba a organizaciones de la sociedad civil y medios de comunicación”, inicia el reporte.

Los temas incluidos fueron: desapariciones forzadas e impunidad, homicidios ilegítimos, detención y reclusión arbitrarias, tortura y otros malos tratos, libertad de expresión y de reunión, violencia contra mujeres y niñas, defensores y defensoras de los derechos humanos, derecho a la salud, derechos sexuales y reproductivos, derechos de las personas refugiadas y migrantes, derechos de lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI), derechos de los pueblos indígenas y la actuación deficiente contra la crisis climática.