AMLO y Christopher Landau ‘chocan’ en estrategia de México contra el narco

201

El exembajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, consideró que el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), ha adoptado frente a los cárteles del narcotráfico una actitud de «dejar hacer, dejar pasar», porque los considera una «distracción» respecto de su agenda, que prioriza los programas sociales.

En una mesa redonda el pasado 20 de abril, organizada por el American Ambassadors Council, Landau consideró que AMLO «tiene una agenda doméstica muy ambiciosa que es, en su mayoría, sobre programas sociales. Quiere esta gran sociedad en México, y ve a los cárteles, si se me permite la analogía, como su Vietnam, que lo ha sido para algunos de sus predecesores».

Mencionó, como ejemplo del poder de los cárteles, el ataque del Cártel Nueva Generación (CNG) contra el secretario de Seguridad, Omar García Harfuch, en junio pasado, en la capital mexicana. «Nunca había habido, creo, un ataque tan descarado en el corazón de la Ciudad de México».

Y advirtió que los cárteles, como ya han repetido otras instancias en Estados Unidos, «tienen control efectivo sobre grandes partes del territorio: 35% o 40%».

En respuesta, López Obrador dijo que entiende esa postura, sin embargo, aclaró que su gobierno no piensa en arrasar y masacrar tal como el país vecino, porque son concepciones distintas de enfrentar a los grupos delictivos.

«Son concepciones distintas, por eso entiendo que él plantee estas cosas. Lo otro que también es importante; nosotros no queremos que haya masacre como antes. No es ‘mátalos en caliente'», afirmó.

«Y lo de Sinaloa, lo de Culiacán (la liberación de Ovidio Guzmán) para que no quede la menor duda, fue una instrucción que yo di porque están en riesgo la población y me importa más la vida de la gente. Entonces son concepciones distintas, a lo mejor en Estados Unidos piensan de otra manera, el exembajador Landau, que hay que arrasar, que hay que aplicar exterminio, masacrar, nosotros no», expresó López Obrador en su mañanera de este miércoles.

Asimismo, AMLO refirió que el diplomático estadounidense respetó a su administración durante su encomienda y dijo que no es una persona mala o perversa.

«Lo que dice es lo que él cree sincero, nada más que nosotros no coincidimos con ese pensamiento», dijo.