En su visita por Campeche, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que enviará un operativo del Ejército en la zona arqueológica de Calakmul para frenar el saqueo de la selva; dijo que son muchos los problemas que aquejan al país, pero que irá resolviendo cada uno.

“Son grandes y graves los problemas nacionales, hay muchísimos problemas de gente que está en la cárcel, de gente que está enferma y no tiene para curarse, de quienes no tienen permiso para la pesca, problemas de límites en ejidos, problemas de devastación de la selva en Calakmul”.

“De una vez aprovecho para decirle a los que están destruyendo la selva que ya va a llegar un grupo, vamos a mandar un operativo del Ejército para que no sigan saqueando la selva de Campeche, se los adelanto. Tenemos que cuidar el patrimonio de nosotros y de las nuevas generaciones”, dijo el Presidente en la presentación de los programas del bienestar en Champotón, Campeche.

Tal como lo insistió en su campaña electoral, López Obrador dijo que se los anteriores gobiernos se olvidaron del sureste del país, en donde no hay crecimiento económico y prevalece la pobreza, por lo que aseguró que su gobierno le dará prioridad a los proyectos de desarrollo en la zona, como la obra del Tren Maya.

“El Presidente de la república es un presidente del sureste, por eso vamos darle prioridad al sureste, ¿en dónde está la riqueza, las playas, el petróleo, la selva, las tierras más productivas, donde está la cultura y el trabajo?, ¡en el sureste!, pero en el sureste en donde hay más pobreza”.

“Me dicen que el Tren Maya se va a llevar todo el dinero, ¡sí!, porque el sureste requiere del desarrollo, el Tren Maya va a significar entre 120 a 150 mil millones de pesos, de esos Campeche va a tener una inversión de casi 50 mil millones de pesos”, insistió.