En su visita para supervisar una de las obras emblemáticas de su sexenio, el presidente Andrés Manuel López Obrador auguró que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) hará toda una hazaña al construir, en tres años, un aeropuerto de bajo costo y de primera calidad.

Durante el 105 aniversario de la Fuerza Aérea Mexicana, realizado en al Base Militar de Santa Lucía, donde se construye el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), dijo: “Se va a lograr la hazaña de hacer un aeropuerto de nivel mundial, con bajo costo, con mucha calidad y en tiempo”.

“Repito, el 21 de marzo del 2022. Una hazaña, se va a demostrar lo que somos los mexicanos y lo que significa el apoyo de las Fuerzas Armadas”, expresó el mandatario luego de compartir el desayuno con los integrantes de la corporación y la entrega de condecoraciones por horas de vuelo acumuladas.

Al respecto, el comandante de la Fuerza Aérea Mexicana, Manuel de Jesús Hernández González, destacó que la corporación da una asesoría técnica al proyecto.

“Deberá cumplir de manera segura y apegada a la normatividad vigente su propósito de mejorar los servicios aeroportuarios del Valle de México, incrementar la eficiencia en el flujo de operaciones, optimizar la conectividad de rutas nacionales e internacionales y fortalecer la economía del país”.

Al término del acto protocolario, y poco antes del mediodía, el Presidente hizo un recorrido por las obras, entre ellas la Torre de Control, la Terminal de Pasajeros y una de las pistas.

Acompañado por el gobernador de Querétaro y presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), López Obrador pidió bajarse de la camioneta para resaltar que se está construyendo sobre terreno firme y no en fango, como el proyecto de Texcoco.

Al respecto, el general Ricardo Vallejo destacó que para esto se hizo una capa resistente de 4.5 metros. “Es un concreto especial hecho para soportar el peso de las aeronaves en su despegue, en su aterrizaje y en sus aceleraciones. Es un espesor de 44 centímetros”.

El recorrido tuvo una duración de alrededor de una hora; el mandatario no escatimó en agradecer por el trabajo realizado: “Pondrá en alto el orgullo, la disciplina, lealtad y profesionalismo de las Fuerzas Armadas, y entre todos se va a terminar la obra. Vamos adelante con la moral en alto, a demostrar de qué estamos hechos los mexicanos”.

Aunque en gran parte del terreno el panorama sólo son cúmulos de tierra, además de la pavimentación de la pista, se observó avance en la cimentación de columnas de la terminal de pasajeros así como excavación profunda en la torre de control.

El avance de la obra es de 5.10% y se han generado 8 mil 176 empleos civiles; a la vez que trabajan 840 militares.