El secretario de la Defensa Nacional (Sedena), general Luis Cresencio Sandoval informó que el Ejército mexicano ha identificado a siete bandas dedicadas al robo de combustible, solo en el estado de Hidalgo, donde se tiene la mayor incidencia de este delito a nivel nacional. Estos grupos delictivos operan en 45 poblaciones.

Se trata de Los Cholos, Los Americanos y/o El América, El Michoacano, El Talachas, Los Poblanos, Los Capulines y El Tito. Para combatirlos, el gobierno federal ha realizado un despliegue de 3 mil 142 efectivos (entre militares y policías federales), quienes realizan tareas de seguridad pública, vigilancia de ductos y de instalaciones estratégicas.

El titular de la Sedena explicó, durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, en Zapotlán de Juárez, Hidalgo, que en los ductos que cruzan el estado vigilan 823 soldados en 30 bases y han identificados 886 tomas clandestinas, de las cuales 880 ya están selladas con concreto, lo cual ha dado resultados positivos, pues se ha reducido 217% la incidencia de este delito respecto a 2018 y hasta el día de ayer, 8 de mayo, fueron recuperados 227 mil 560 litros de huachicol.

El general Sandoval detalló que las poblaciones vinculadas con el robo de combustible en Hidalgo son:

La Gloria, El Sendo, San Sebastián Tenochtitlán, Las Fracciones, El Capulín, Las Cruces, El Gato, El Nido, El Paye y El Águila. La Estación, Ruano, Cuaxithi, Ojo de Agua y La Luz, San Lorenzo, San Ignacio, La Esperanza, Santa Cruz y El Fresno.

El Jazmín, Loma Colorada, Huaminí, El Manantial y Dañú, La Cuchilla, El Borbollón, La Lechuga, La Martinica y El Sauz, Santa Lucía, Los Cerritos, La Matanza, El Jagüey y Palo Verde,  Progreso, Escandón, La Laja, Santa Fe, El Tepeyac y Las Vegas, Tula, Cuautepec de Hinojosa, Ajacuba, Tlaxcoapan Y Atitalaquia.

Por su parte, el mandatario federal aseguró que el robo de combustible en Hidalgo ha disminuido más del 60% y en el país la reducción es de un 95%. “En noviembre de 2018 se robaban diariamente 80 mil barriles de hidrocarburo, pero que ya estamos en cuatro mil barriles diarios, en promedio. Hablamos de una disminución de 95% y ya es tendencia. No nos vamos a descuidar”.

Además, invitó a los habitantes de estas poblaciones a dejar de apoyar a las bandas del crimen organizado: “Tenemos que seguir trabajando en las comunidades para que no sean utilizadas por la delincuencia como apoyo y me dirijo a estas localidades que todavía protegen a las bandas de delincuentes”.

Por ello,  les recordó que se les seguirá apoyando con programas sociales, para evitar que se dediquen a realizar actos ilegales.