Luego que las autoridades de seguridad detuvieron a tres personas por su presunta participación en el asesinato de nueve integrantes de la familia LeBarón, Estefanía Hernández, pariente de dos de estas personas implicadas, Luis Manuel “N” y Héctor Mario “N”, dos de los detenidos, dijo que no tienen relación con el caso y que son “ ‘chivos expiatorios’ para acabar un trabajo que realmente no se está haciendo».

La mujer aseguró que sus familiares no tienen relación con el grupo delictivo La Línea, que ha sido señalado como el responsable de la agresión artera contra tres mujeres y seis niños indefensos, pasado 4 de noviembre.

«Ellos tienen una veterinaria, cuentan con ganados y están al cuidado de su padre que está en cama hace más de un año», señaló en entrevista con Alejandro Domínguez de Milenio Televisión.

Sin embargo, están acusados por posesión de armas, cartuchos útiles y estupefacientes, así como delitos contra la salud y Estefanía mencionó que fueron detenidos sin alguna orden en su contra.

Incluso aseguró que el ataque a la familia LeBarón «es una desgracia y todos exigimos justicia por igual, pero no nada más para ellos».

Explicó que su presencia ante los medios es para que la familia afectada por el ataque armado conozca su punto de vista acerca de la detención, porque las autoridades han sido muy herméticas con la información que se les brinda.

«Ayer se nos permitió realizar una llamada, pero hasta el día de hoy no sabemos nada; mi papá dijo que estaba bien sin que nosotros lo cuestionáramos y me dio una dirección, pero pude notar que la estaba leyendo de algún lugar», finalizó.