La Procuraduría General de Justicia del Estado de Baja California (PGJE) confirmó la muerte del cantante Samuel Barraza Rivas y Luis Edel Hernández Frías, quienes fueron ultimados por una persona con un arma de alto calibre en el estacionamiento de la plaza Galerías Hipódromo de la ciudad de Tijuana, la noche del 16 de julio.

De acuerdo con los informes oficiales, ambos se encontraban en el lugar cuando llegó el atacante y disparó contra el cantante de narcocorridos y su acompañante. Barraza recibió un disparo en la cabeza y otro en el tórax, que causaron su muerte.

Al llegar al lugar, las autoridades ordenaron el levantamiento de los cuerpos y su traslado a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), para dar seguimiento a las investigaciones.

El asesinato de Samuel Barraza ocurrió casi un mes después de la muerte de su hermano  Misael, quien fue ultimado el pasado 21 de junio.

Samuel Barraza Rivas, quien actualmente cantaba música norteña, tenía antecedentes delictivos desde 2007, entre ellos, averiguaciones previas por homicidio calificado, lesiones calificadas y detenciones por delitos contra la salud en modalidad de narcomenudeo. También fue detenido en una ocasión por conducir en estado de ebriedad.