Absuelven al ‘Güero’ Palma de delincuencia organizada, pero se mantiene preso

135

Similar al caso de Rafael Caro Quintero, un juzgado del Estado de Jalisco ordenó la inmediata y absoluta libertad de Héctor Luis Palma Salazar, alías ‘El Güero’ Palma, únicamente por el delito y causas referidas, sin embargo, aún permanecerá detenido.

El caso tomo revuelo luego de darse a conocer la supuesta libertad de unos de los fundadores de lo que hoy se conoce el Cártel de Sinaloa, pese a ello, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), aclaró que la resolución absuelve a Palma Salazar de la acusación en su contra por la comisión del delito de delincuencia organizada, presentada por el Ministerio Público de la Federación.

“Para dar cumplimiento a la resolución judicial, el órgano administrativo desconcentrado de Prevención y Readaptación Social se encuentra en proceso de consultas con la Fiscalía General de la República (FGR) y las 32 fiscalías de las entidades federativas, a fin de corroborar la no existencia de causa alguna en curso contra Palma Salazar”, se lee en el comunicado.

En tanto, detalló que podría permanecer recluido en caso de encontrarse a disposición alguna otra autoridad judicial por distinto delito.

Aunado a esto, la cancillería consultó al Gobierno de Estados Unidos, a través de su embajada en México, sobre si el Departamento de Justicia de ese país cuenta con alguna solicitud de extradición en contra de la persona en cuestión.

Héctor ‘Güero’ Palma Héctor Palma Salazar es considerado fundador del cártel de Sinaloa. “El Güero”, quien fundó junto a Joaquín “El Chapo” Guzmán el Cártel de Sinaloa, tenía ordenes de aprehensión por narcotráfico, homicidio y usurpación de funciones. Fue arrestado en 1995 y condenado a siete años de cárcel en un penal de alta seguridad en Jalisco.

En 2007 fue extraditado a Estados Unidos, donde fue condenado a 16 años de prisión tras ser declarado culpable de traficar cocaína.

Luego de cumplir 9 años de condena fue liberado por buen comportamiento y se le tomó en cuenta los años de cárcel que pasó en México.

A mediados de 2016 fue deportado a México donde era requerido por el asesinato de dos policías y fue enviado al Centro Federal de Readaptación Social Número 1 “El Altiplano”, en el Estado de México, donde aún se encuentra recluido.