La Guardia Nacional es uno de los ejes fundamentales de la Estrategia Nacional de Seguridad Pública propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador, para crear un cuerpo de seguridad federal de élite que ayude a reducir los altos niveles de inseguridad que presenta el país, por el fortalecimiento de los grupos del crimen organizado y la corrupción que ha llegado a prácticamente todas las corporaciones de seguridad e impartición de justicia en el país.

Su creación fue aprobada el 28 de febrero de este año, como una institución profesional apegada al respeto a los derechos humanos, cuyo personal fue capacitado por miembros del Ejército y la Marina, con una aprobación abrumadora en el Congreso de la Unión, que permitió su consolidación administrativa y organizacional para iniciar su despliegue operativo el pasado 30 de junio.

A cinco meses de iniciar sus operaciones ya se cuenta con 72 mil elementos distribuidos en todo el país, quienes trabajan de manera coordinada con las autoridades locales para brindar seguridad a los ciudadanos. Este despliegue territorial  crecerá de manera progresiva hasta llegar a 150 mil efectivos en el 2021.

La corporación es dirigida por el comandante, Luis Rodríguez Bucio y ha impulsado mecanismos de cooperación con organismos nacionales e internaciones con el fin de fortalecer los programas de formación de los integrantes de esta institución en materia de derechos humanos.

Para garantizar este compromiso, el pasado 9 de abril el Gobierno de México y la Oficina del Alto Comisionado de la ONU suscribieron un acuerdo en el que se sentaron las bases para que este organismo asesore y brinde asistencia técnica en materia de derechos humanos en la formación y operación de los integrantes de la Guardia Nacional.

Como consecuencia, colabora con el Observatorio Nacional Ciudadano para diseñar un programa de trabajo que fortalezca la calidad y formación de los instructores en temas como proximidad social, toma de decisión sustentada en información, integridad profesional, atención a víctimas, gerencia para la rendición de cuentas, entre otros. Lo que reafirma la disposición de esta institución de cooperación con las organizaciones de la sociedad civil.

Los integrantes de la Guardia Nacional cuentan con la capacitación suficiente para realizar el llenado del Registro Nacional de Detenciones, para evitar detenciones arbitrarias, desapariciones forzadas y tortura, pues deberán proporcionar información en tiempo real de cómo, cuándo, dónde y por qué es detenida una persona.

También incorporó la perspectiva de género y la atención al delito de feminicidio en los programas de formación y cuenta con el Protocolo Nacional de Actuación Policial en materia de Violencia de Género, el cual se mantiene en revisión para su mejoramiento, con el apoyo de ONU Mujeres, Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) y  la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim).

Actualmente el 17% de las personas reclutadas en la Guardia Nacional pertenecen a este género.

Esta institución ha tomado el control de la seguridad en los cerca de 50 mil kilómetros de carreteras federales, aeropuertos, y zonas de jurisdicción federal, con el fin de prevenir ilícitos, entre ellos el robo a autotransporte con el “Programa Carreteras Seguras”.

Este despliegue incluye el fortalecimiento de los mecanismos de inspección en puntos fronterizos del norte del país, para evitar el tráfico de armas y drogas y se ha coordinado con el Instituto Nacional de Migración en el Programa Paisano, para proteger a los más de 3 millones de mexicanos que residen en el extranjero y que visitan a sus familias en nuestro país en temporadas vacacionales..

En materia de ciberseguridad se han realizado ejercicios de Crisis Cibernética para la formación especializada de equipos de respuesta a incidentes en los ámbitos de seguridad pública y seguridad nacional, lo que permitirá colaborar con las instituciones del Estado mexicano para enfrentar cualquier amenaza.

En cuanto al combate a la corrupción, se ha hecho un uso más eficiente de los recursos, como resultado de la aplicación del Mecanismo de Compras Consolidadas en el Sector Seguridad que permite ahorros en la compra de armas de fuego y equipo policial.

El pasado 29 de octubre el Comandante Luis Rodríguez Bucio designó a los titulares de las Coordinaciones Estatales del país, quienes tienen la atribución de generar inteligencia táctica que permita prevenir y combatir la comisión de delitos, elaborar planes de contingencia, supervisar el despliegue operativo, así como el apoyo logístico y de servicios para el desarrollo de las operaciones aéreas.

Atribuciones

De conformidad al artículo 9 de la Ley de la Guardia Nacional, entre las facultades de las mismas están:

  • Salvaguardar la integridad de las personas y de su patrimonio. Garantizar, mantener y restablecer el orden y la paz social.
  • Prevenir la comisión de delitos en todo el país, así como realizar investigaciones para cumplir con este objetivo.
  • Efectuar tareas de verificación para la prevención de infracciones administrativas.
  • Recibir denuncias, comprobar su veracidad y hacerlas del conocimiento del Ministerio Público.
  • Realizar operaciones de inteligencia, encubiertas y de usuario simulado en internet.
  • Intervenir en las telecomunicaciones personales bajo autorización de un juez.
  • Realizar, bajo la conducción del Ministerio público, la investigación de delitos cometidos.
  • Dar cumplimiento a las órdenes de aprehensión y efectuar detenciones bajo lo establecido por el artículo 16 de la constitución.
  • Proporcionar atención a víctimas y testigos del delito.
  • Colaborar con otras autoridades federales en funciones de vigilancia, verificación e inspección y en operativos conjuntos.
  • Vigilar vías de comunicación terrestre e imponer infracciones.
  • Vigilar aduanas, puertos, aeropuertos y garitas.
  • Vigilar prisiones y centros de detención a solicitud de la autoridad competente.
  • Colaborar con el Instituto Nacional de Migración en la inspección de documentos migratorios y en el resguardo de sus instalaciones.