La Secretaría de Marina-Armada de México en Funciones de Policía Naval y en apoyo a la Seguridad Pública, dio a conocer que concentró personal de Infantería de Marina en la ciudad y puerto de Acapulco, con el fin de reforzar y relevar al personal operativo empeñado en operaciones de seguridad interinstitucional que se llevan a cabo con autoridades de los tres Niveles de Gobierno para el bienestar y paz de las familias guerrerenses, así como del turismo nacional e internacional.

Esta acción se realizó vía marítima con el arribo del buque de apoyo logístico ARM ZAPOTECO (AMP-02) que desembarcó 150 elementos de Infantería de Marina, cuya presencia tiene la finalidad de incorporarse de manera inmediata a las acciones de patrullaje de prevención y reacción que realiza la Policía Naval en conjunto con la Policía Militar de SEDENA, Policía Federal, Gendarmería, Policía Estatal, Policía Municipal y Policía Turística en Acapulco, así como con el personal de investigación y procuración de Justicia de las Fiscalías Generales de la República y del Estado.

El relevo del personal permite mayor eficiencia en las operaciones que tiene encomendada esta Institución como apoyar en las detenciones y aseguramientos en flagrancia de la Ley, apoyar las acciones de investigación criminal del personal de Fiscalías especializadas, apoyar las acciones de las autoridades de Protección Civil, antes, durante y posterior a fenómenos meteorológicos y desastres naturales que pongan en peligro a la población civil, así como mejorar la imagen y asegurar la tranquilidad para el goce y esparcimiento del turismo en el puerto de Acapulco; acciones que dan certeza en el Mantenimiento del Estado de Derecho en las regiones prioritarias en materia de seguridad y protección ciudadana.

Lo anterior con base en el Protocolo de Actuación del Personal Naval en Funciones de Policía Naval, donde se atribuye la participación del personal de la Secretaría de Marina en el desempeño de sus funciones, el cual cumple con los requisitos necesarios para actuar de manera coordinada con las autoridades competentes, en estricto respeto a los Derechos Humanos y en apego a lo establecido en el Manual del Uso de la Fuerza, de Aplicación Común a las Tres Fuerzas Armadas.