La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación a la Secretaría de Marina (Semar) por el caso de 15 víctimas que fueron privadas de su libertad por marinos el 27 de agosto de 2011.

A través de un comunicado, la CNDH señaló que marinos incurrieron “en actos de cateo ilegal en contra de dos personas, uso excesivo de la fuerza en contra de cuatro personas, actos de tortura, así como violación del derecho al trato digno y a una vida libre de violencia en contra de las mujeres en agravio de cuatro personas”.

De acuerdo con testigos, la Marina realizó un operativo contra la delincuencia organizada y de manera ilegal detuvo a 15 personas, las cuales fueron enviadas a las instalaciones de la Primera Brigada de Infantería de Marina en la Ciudad de Veracruz.

En Veracruz, las víctimas fueron golpeadas, torturadas, amenazadas y estuvieron retenidas por alrededor de 35 horas. Una fue herida de bala en la pierna y no fue atendida.

“10 víctimas manifestaron que, al momento de su detención, fueron subidas con los ojos vendados y manos atadas a un camión, en que fueron golpeadas, amenazadas y cuestionadas sobre armas y drogas, y luego fueron entregadas a la PGR en Veracruz”, comunicó la CNDH.

La Comisión recomendó a la Marina, encabezada por Rafael Ojeda, reparar el daño a las 15 personas  e integrarlas al Registro Nacional de Víctimas (Renavi).