Un estudio publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), en coordinación con el Consejo Internacional de Enfermeras y la campaña mundial Nursing Now, determinó que México carece de los profesionales en enfermería suficientes para enfrentar la alerta sanitaria por el Covid-19, que se acerca a su fase 3.

De acuerdo con el documento “Situación de la enfermería en el mundo 2020: invertir en educación, empleo y liderazgo”, para 2018 el país reportó una media de entre 20 a 29 trabajadores de enfermería por cada 10 mil habitantes, una cifra que equivale a casi la quinta parte de los más de 100 especialistas que tienen países como Brasil, Chile, Panamá y Costa Rica.

“El personal de enfermería en todo el mundo no guarda proporción con el necesario para lograr la cobertura”, establece la investigación, que es la primera en su tipo, publicada en el contexto del Día Mundial de la Salud, celebrado el pasado 7 de abril.

El reporte titulado “Enfermería en el mundo”,estaca que en el continente hay cuatro países que tiene una alta densidad de personal de enfermería, mientras que la media regional arrojó densidades relativamente bajas y el 87% del personal de enfermería que labora en América, lo hace en Brasil, Canadá y EEUU, para atender al 57% de la población continental.

El documento indica que las condiciones en que este perfil profesional se desempeña son las que motivan a la gente a elegir esta carrera y determinan sus resultados profesionales: rendimiento, productividad y la retención de la fuerza laboral en el sector Salud.

Particularmente en México, la OMS señaló que está entre los países con un entorno regulatorio menos sólido, con calificación favorable en tres de los seis indicadores evaluados: horas de trabajo, protección social, salario mínimo, existencia de un consejo de enfermería, medidas para prevenir agresiones y acceso a la enfermería como práctica avanzada profesional.

El texto explica que invertir en el personal médico contribuye no sólo a que los países cumplan con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) establecidos por la ONU para 2030 relacionados con la salud, así como a los compromisos adquiridos en educación, igualdad de género, trabajo digno y crecimiento económico.

“El personal de enfermería es crucial para cumplir la promesa de no dejar a nadie rezagado”, afirma el documento.

En todo el mundo, hay 27.9 millones de personas que se dedican al rubro de la salud, de las cuales, 19.3 millones son enfermeras y enfermeros profesionales. Entre 2013 y 2018 esta cifra reportó un crecimiento de 4.7 millones de personas tituladas.

Sin embargo, la cifra está por debajo del número requerido para una cobertura sanitaria universal, pues hay un déficit de aproximadamente 5.9 millones y 89% de profesionales de la salud esa escasez se concentra en países de ingresos bajos y medianos-bajos.

Mientras que en la especialidad de enfermería, más de 80% labora en países donde se encuentra la mitad de la población mundial.

Al conocer el reporte, el director de la OMS Tedros Adhanom Ghebreyesus, afirmó que “los enfermeros son la columna vertebral de cualquier sistema de Salud. “Hoy, muchos enfermeros se encuentran en la primera línea de la batalla contra el Covid-19”, y sentenció que es clave que “reciban el apoyo que necesitan para mantener sano al mundo”.

Finalmente señaló que, para alcanzar la cantidad ideal de enfermeros y enfermeras para 2030, el número de profesionales graduados tendría que incrementarse a una tasa del 8% anual.

Si ello no sucede, para ese año “habrá 36 millones de profesionales de la enfermería, lo que supone un déficit previsto en función de las necesidades de 5.7 millones de profesionales, principalmente en las regiones de África, Asia Suroriental y el Mediterráneo Oriental”, finalizó Ghebreysus.