Una tienda de armas en Texas puso en oferta su mercancía, con descuentos de hasta el 50% por el “regreso a clases”, una medida que agudiza la tensión que se vive en la frontera sur de EEUU, por el debate sobre endurecer las medidas para permitir que todos los ciudadanos puedan portar armas de asalto de manera indiscriminada, luego de los recientes tiroteos en los que murieron más de 30 personas en dos eventos ocurridos en Ohio y Texas.

La cadena de noticias localABC13 presentó la foto del cartel en la tienda Boyert Shooting Center que anuncia: Venta de regreso a la escuela del 13 al 18 de agosto. Hasta 50% de descuento en armas de fuego”.

“Espero que sea una especie de descuido, prefiero ver otro tipo de palabras en su letrero”, dijo una mujer que vio el letrero. “¿Qué tiene que ver el regreso a clases con la compra de armas?”, agregó.

La armería desestimó la protesta bajo el argumento de que la promoción trata de beneficiar a todos. “Tenemos amigos y familiares que son maestros y nuestra manera de agradecerles son las ofertas de verano que incluyen descuentos en cursos, armas y accesorios”, informó.

El pasado 13 de agosto, un negocio de armas en Arizona retiró una promoción que había denominado «Dispara ahora, paga después» y también usaba la frase: «Regreso a la escuela» y argumentaba:

«Ahora que los niños han vuelto a la escuela, es el momento perfecto para aprovechar algunas excelentes ofertas y especiales que hemos valorado y que nos colocan entre las ofertas más bajas disponibles en el país».

El exceso de armas entre ciudadanos estadounidenses y el discurso racista del gobierno de Donald Trump contra los migrantes latinos, ha crecido el temor en la frontera sur, pues los habitantes de esa región consideran que son el blanco del personas como el hombre supremacista que disparó al interior de un supermercado de la ciudad de El Paso, el pasado 6 de agosto.