El Departamento de Estado de EEUU ofreció a partir de este jueves una recompensas de hasta 15 millones de dólares por información que permita el arresto o la posibilidad de fincar cargos contra ciudadanos venezolanos, incluyendo el presidente Nicolás Maduro, por presuntas actividades relacionadas con el narcotráfico.

En un mensaje en Twitter, el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, informó que también se ofrece una recompensa contra exfuncionarios del gobierno de Maduro “responsables del tráfico internacional de narcóticos”.

“Hoy, EEUU anunció recompensas para llevar ante la justicia a los exfuncionarios del régimen de Maduro responsables del tráfico internacional de narcóticos. La gente de #Venezuela merece un gobierno transparente, responsable y representativo que atienda las necesidades de las personas”, escribió Pompeo.

Además, EEUU ofrece 10 millones de dólares por otras tres importantes figuras venezolanas: el vicepresidente Tareck El Aissami, el exgeneral Hugo Carvajal, y el exjefe militar Cliver Alcalá Cordones.

La acusación de EEUU contra maduro es por «narcoterrorismo», presuntamente por «haber participado en una asociación criminal que involucra a una organización terrorista extremadamente violenta, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en un esfuerzo por inundar EEUU de cocaína», declaró el fiscal general Bill Barr en una videoconferencia.