El paso del huracán Dorian por Bahamas a lo largo de esta semana dejó un saldo de 30 personas muertas, aunque el número de víctimas puede aumentar conforme avancen las labores de búsqueda y limpieza, principalmente en las islas de Abaco y Gran Bahama.

Dorian alcanzó categoría 5, aunque para este viernes ya se degradó a categoría 1 para la mañana de este viernes, al tocar tierra en territorio estadounidense.

«El número de muertos en este momento es de 30, pero esperamos que aumente, la isla es un área extensa de cubrir», dijo el primer ministro del país Hubert Minnis a la cadena CNN. Añadió que un equipo de búsqueda y rescate de EEUU compuesto por 57 personas, comenzó a trabajar el jueves en Abaco.

Dorian tocó tierra el domingo en las Bahamas y se estacionó durante tres días como categoría 5.

Mientras tanto, el Centro Nacional de Huracanes de EEUU informó la noche de este jueves que Dorian mantiene vientos máximos sostenidos de 165 kilómetros por hora y llegó a territorio norteamericano a unos 17 kilómetros por hora.

El ojo del huracán tocó tierra en cabo Hatteras, en la costa de Carolina del Norte, mientras que el organismo indicó que espera que la tormenta siga avanzando y aumente de velocidad durante el sábado hacia el extremo suroriental de Nueva Inglaterra.

Actualmente mantiene vientos sostenidos máximos de 145 kilómetros por hora, pero los meteorólogos estiman que la amenaza se mantiene pues podría provocar inundaciones en algunas zonas del estado en función de la marea.

En el estado de Virginia se ubica en el sendero de la tormenta, por lo que ya iniciaron las evacuaciones de la población, mientras que su paso por Carolina del Sur y Georgia dejó afectaciones menores,  por lo que los 1.5 millones de personas que fueron evacuadas pudieron regresar a sus hogares.

Aunque los fuertes vientos que dejó la tormenta a su paso han limitado las labores de limpieza. Además, han provocado fuertes intermitencias en el suministro de electricidad.