Mike Pompeo, el director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés), estableció que el riesgo político en México y América Latina es uno de los asuntos que Estados Unidos debe tener en observación y entender correctamente.

Sin dar más detalle sobre qué es para la CIA el citado “riesgo político”, Pompeo se limitó a asegurar que su equipo lo tiene entre sus “prioridades” para poder entender bien qué está pasando.

Para Pompeo, los cambios políticos que pueden estallar en México, Centroamérica y Sudamérica forman parte del marco de prioridades de la CIA que quizá no tienen el seguimiento mediático que merecerían en los medios estadounidenses.

Pompeo aseguró que estos riesgos políticos y la necesidad de entenderlos y conocerlos correctamente forman parte del “segundo nivel” de importancia para la Agencia, al mismo nivel que el trabajo de inteligencia para parar las nuevas amenazas contra EU, que ya no vienen de países concretos sino de grupos rivales que no tienen el respaldo de un estado.

En su charla ante el conservador centro de estudios American Enterprise Institute (AEI), Pompeo también hizo referencia al trabajo de inteligencia contra carteles y organizaciones narcotraficantes.