¿Violencia criminal o redistribución del poder?

282

La pregunta que pocos se quieren hacer revela las intenciones detrás de la violencia criminal en el actual proceso electoral: hasta qué punto las autoridades están entendiendo que se trata de un involucramiento de bandas delictivas en parcelas electorales de sus territorios para convertir la captura violenta del Estado en una gobernanza criminal.

El caso de Valle de Bravo es una advertencia de fondo, quizá la más importante: un grupo delictivo secuestra a una candidata para obligarla a abandonar la campaña, en beneficio de su adversaria. Si hubiera sentido estratégico de seguridad nacional, el INE debería suspender las elecciones en ese municipio, replantear las candidaturas con mayores restricciones de seguridad y desmantelar al cártel que quiere el control municipal.

Los grupos delictivos están haciendo política criminal. En Valle de Bravo está en curso un proceso de redistribución del poder entre los partidos, los candidatos y La Familia Michoacana. En consecuencia, Valle de Bravo es una alerta de seguridad nacional en fase inmediata de seguridad interior: un grupo criminal quiere poner autoridades municipales de manera electoral. De consumarse el proceso, el poder criminal será poder político legalizado por la vía electoral.

El primer paso ante la criminalización de las elecciones lo debe tomar el INE como responsable del proceso, luego el gobierno de la república y finalmente el gabinete de seguridad. La advertencia está a la vista: el poder criminal quiere tomar el poder por la fuerza, pero legitimado por procesos electorales. No se tiene claro cuántos candidatos serán puestos por el crimen organizado en todo el país, pero los datos indicarían que no pocos.

La crisis en Valle de Bravo, por tanto, fue una llamada de atención que debe tomarse con mucha seriedad.

Zona Zero

  • La visita del director de la CIA, William Burns, tiene una agenda oculta. La CIA no maneja la seguridad de la vicepresidenta Kamala Harris porque es tarea del servicio secreto, sino que sus funciones son geopolíticas y de seguridad nacional como ejército privado del presidente de los EEUU. Los temas reales de la CIA son: terrorismo, ciberseguridad, crimen organizado y estabilidad política de los países clave en la seguridad nacional estadunidense ante radicalismos ideológicos o alianzas con enemigos de la Casa Blanca.

(*) Centro de Estudios Económicos, Políticos y de Seguridad.

seguridadydefensa@gmail.com

www.seguridadydefensa.mx

@carlosramirezh