Narco entre Biden-AMLO

162

La construcción –que no reconstrucción– de las nuevas relaciones México-EE. UU. en materia de narcotráfico tendrán que pasar por cuando menos por tres filtros: el modelo Bush-Iniciativa Mérida y Obama-cárteles transnacionales, un general como secretario estadunidense de Defensa y el papel de México en la estructura norteamericana de seguridad nacional.

Por lo pronto, el primer aviso estuvo en la designación de la exembajadora Roberta Jacobson como czar estadunidense en la frontera EE. UU.-México, pero subordinada a la oficina latinoamericana del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca donde operan más los filtros que las iniciativas. Los temas fronterizos serían tres: narcotráfico con la corrupción de autoridades norteamericanas aduanales, cruce ilegal de migrantes y temores a infiltraciones terroristas.

La DEA ha estado presionando para que su caso sea el determinante en la definición de las relaciones bilaterales del nuevo gobierno de Biden con la administración de López Obrador, pero sin haber tenido éxito hasta ahora. El interregno entre la salida de Trump y la llegada de Biden benefició a México. Pero la DEA quiere aprovechar sus buenas relaciones con la hoy vicepresidente Kamala Harris cuando fue procuradora de California y encabezó programas esenciales de lucha contra los cárteles mexicanos en territorio estadunidense. Sin embargo, la nueva funcionaria podría tardar en amarrar algunos hilos de poder.

Por lo pronto, el canciller Marcelo Ebrard Casaubón pudo hacerse del manejo de las relaciones bilaterales a favor de los intereses y enfoques del presidente López Obrador, después de que la embajadora en Washington Martha Bárcena pedía privilegiar los intereses de los EE. U. y Biden. Los excesivos elogios de la embajadora el miércoles al discurso de Biden contrastaron con la mesura del canciller Ebrard.

 

Zona Zero

  • La encuesta nacional de seguridad pública urbana del INEGI del martes 19 pasado reveló una expectativa positiva de la sociedad sobre la inseguridad: 68.1% en diciembre de 2020, contra 76.8% de marzo de 2018. Y como dato a atender queda la baja percepción del desempeño de las policías estatales de 51.8% y 43.6% de las municipales, contra el 86.5% de la Marina, el 84% del ejército y el 72.7% de la Guardia Nacional.

(*) Centro de Estudios Económicos, Políticos y de Seguridad.
seguridadydefensa@gmail.com
www.seguridadydefensa.mx
@carlosramirezh