Los desafíos de tener una estructura de seguridad

126

Por: Carlos Ramírez

Pasada la euforia del nuevo discurso bilateral de relaciones México-Estados Unidos, ahora vienen los momentos de la verdad. Para poder implementar los compromisos de modernización de la seguridad, la salud y comunidades seguras, se requieren fondos presupuéstales que no existen y que nunca se van a tener.

Para mantener una mínima equidistancia con estructura de seguridad con EU, México tendrá que cumplir sus compromisos de la Estrategia Nacional de Seguridad Pública, en la que se había comprometido a “fortalecer sus capacidades institucionales a efecto de alcanzar los objetivos estratégicos”.

Cuatro objetivos siguen sin cumplirse: un Sistema Nacional de inteligencia, el fortalecimiento del concepto de cultura de seguridad nacional, el mejoramiento de las capacidades tecnológicas de investigación científica en los ámbitos de seguridad pública, seguridad interior, generación de inteligencia estratégica y procuración de justicia, y construir las bases de creación de un documento único de identificación nacional biometrizado.

El Entendimiento Bicentenario obliga a México en el cortísimo plazo a realizar inversiones en el área de seguridad para disminuir los márgenes de dependencia de los recursos estadounidenses. Y se ha insistido en la necesidad de que se cree una DEA mexicana ajustada a los requerimientos y controles que la DEA estadounidense no solo no tiene, sino que viola con impunidad la de otras instituciones americanas y la de los países donde opera.

La operatividad del entendimiento bicentenario en México necesita tiempo, dinero y esfuerzo. Si no se inician de corto plazo las acciones de modernización de la estructura de seguridad, justicia, salud y control territorial, los acuerdos del Diálogo de Alto Nivel que se revisarán en dos meses regresarán a la subordinación mexicana al dominio estadunidense.

Zona Zero

  • El primer gran paso que debe dar México el Entendimiento Bicentenario se localiza en un gran esfuerzo económico, político y de seguridad para recuperar el territorio político, social e institucional que ha sido capturado por el crimen organizado y que mostró la audacia delictiva en las pasadas elecciones del 6 de junio con el involucramiento de cárteles en el apoyo a candidatos y partidos en Guerrero, Zacatecas, Michoacán, Guanajuato y otras plazas.

(*) Centro de Estudios Económicos, Políticos y de Seguridad.

seguridadydefensa@gmail.com

www.seguridadydefensa.mx

@carlosramirezh